01 octubre 2021

Línea de tiempo de la fotografía

No puedo esperar hasta llegar al final de este post para agradecerte el hecho de que pases por aquí y tomes algo de tu tiempo para descubrir alguna cosa nueva. Juntos, vamos a intentar poner de una forma algo ordenada una serie de eventos que contribuyen a desarrollar una enorme industria que a penas cien años atrás nadie podía, ni  siquiera, imaginar que podría tener tantos seguidores.
Se prevé una tasa de crecimiento de 5% anual en la industria de los servicios fotográficos en los próximos años hasta el 2027. Algunos estudios pronostican un universo de alrededor de 11 mil millones de dólares por servicios de fotografía. En un estudio japonés, se concluye que las ventas de cámaras digitales con óptica fija subieron en mayo de 2021 un 192.4% (con 711,362 unidades enviadas) y supusieron 42.2 mil millones de yenes, un 231.8% más que en el mismo mes de 2020. Suponen un 47.3% y 16.7% menos cámaras enviadas y dinero obtenido que en el año 2019, año que debemos tomar como una referencia más verosímil. Las cámaras de óptica intercambiable, tanto réflex como sin espejo, en mayo de 2021 se exportaron desde el Japón 459,408 unidades con un valor de 35.5 mil millones de yenes, un 214.2% y 250% más (respectivamente) que en mayo de 2020.
La fotografía, inicialmente no se le llamó así, en sus orígenes creció bajo otros nombres y con el avanzar de los días vino a ser lo que nosotros conocemos hoy en pleno siglo 21, y que mañana quizás, se verá como algo que también fue superado y que ya pasó.
El primer procedimiento fotográfico o heliográfico fue inventado por el emprendedor francés Joseph Nicéphore Niépce en el año de 1824. Las imágenes eran obtenidas con betún de Judea, extendido sobre una placa de plata. Por entonces, el tiempo de exposición de la imagen era de varios días.
Durante su viaje a Inglaterra, Niépce se había encontrado a Louis Jacques Mandé Daguerre, pintor y decorador de teatro que además era un especialista de la cámara obscura en diciembre de 1827. Su intensión era acortar el tiempo de la exposición de su procedimiento, Niépce decide, en 1829, asociarse con Daguerre. Para que él construya una cámara obscura que ofrezca imágenes más luminosas, tuvieron otro encuentro en febrero de 1828. En diciembre del año 1829, Niépce se asocia con Louis Jacques Mandé Daguerre en sus investigaciones. En 1832, a partir del residuo de la destilación de la esencia de lavanda, un segundo procedimiento que produce imágenes con un tiempo de exposición de un día entero que se pasó a llamar el fisautopo. Logró las primeras imágenes fotográficas de la historia en el año 1825, lastimosamente ninguna de ellas se ha conservado hasta hoy. Sabemos de estas por referencias en las cartas que Niépce compartía con su hermano. Eran fotografías en papel y en negativo, pero como a muchos otros inventores de esa época, no le interesaba obtener imágenes negativas, así que temporalmente abandonó esta línea de investigación. 
Sólo un par de años después -1827- obtuvo imágenes directas en positivo, sacrificando de este modo las posibilidades de reproducción de las imágenes, por tratarse de imágenes únicas.
Al procedimiento utilizado lo llamó heliografía (En griego ἥλιος, helios: sol, y γραφία, grafía: escritura o dibujo), no debe confundirse con los heliograbados. En 1822, Niépce consiguió fijar sobre cristal algo a lo que decidió dar el nombre de heliógrafo. Niépce y su hijo, Isadore, de quien se dice que era pintor y escultor, practicaban el arte de la litografía desde 1813 aproximadamente. Como resultaba difícil conseguir piedras calizas litográficas de buena calidad, no tardaron en sustituirlas por placas de peltre. Más tarde, trabajando a solas, (hacia 1816), Niépce padre, que no era muy buen dibujante, tuvo la idea de registrar fotográficamente una imagen en la placa y grabarla al aguafuerte para imprimirla. Después de varios e infructuosos experimentos con cloruro de plata, Niépce se sirvió de otra sustancia fotosensible llamada betún de Judea; las partes no expuestas se podrían disolver, poniendo al descubierto el metal en el que se quería grabar al aguafuerte. Niépce llegó a conseguir unas cuantas pruebas con este método, usando como negativos grabados que había vuelto transparentes a fuerza de frotarlos con aceite o cera. Niépce -también logró- entre 1826 y 1827 gracias a una cámara oscura la vista de un patio, aunque esto requirió un tiempo de exposición de cerca de ocho horas.
Point de vue du Gras (Punto de vista desde la ventana de Le Gras)
Niépce fallece en 1833. Louis-Jacques-Mandé Daguerre continúa trabajando solo e inventa, en 1838, el daguerrotipo, primer procedimiento que comprende una etapa de revelado. Consistía en una placa de plata recubierta de una fina capa de yoduro de plata que era expuesta en la cámara oscura y luego rociada con vapores de mercurio que provocaban la aparición de la imagen latente invisible, desarrollada en el curso de la exposición a la luz.
Este revelado consistía en una gran amplificación del efecto de la luz, con lo cual el tiempo de exposición no pasaba de la media hora. Para detener y fijar la imagen, se debía sumergir la placa expuesta en agua saturada de sal de mar.
Daguerrotipo
En julio del año 1839, otro francés, Hippolyte Bayard, descubre el medio de obtener imágenes positivas directamente sobre papel. Un papel recubierto de cloruro de plata era oscurecido a la luz y luego expuesto en la cámara oscura después de haber sido impregnado en ioduro de plata. El tiempo de exposición estaba entre media hora y dos horas. Para otros historiadores, se trata del inventor que en el año 1837 desarrolló un procedimiento fotográfico para lograr positivo directo, al estilo del ya conocido daguerrotipo, mediante el empleo de la cámara oscura y un soporte de papel. A las imágenes obtenidas por este procedimiento las llamó dibujos fotogénicos. Aunque su inventó no produjo beneficios económicos, también contribuyó a fundar en Francia a la Sociedad heliográfica y a la Sociedad francesa de fotografía. (Disfruta de un vídeo francés de la historia de la fotografía, hacer clic aquí.)
Ese mismo año, el anuncio del invento del daguerrotipo motivó al inglés William Henry Fox Talbot a retomar las investigaciones interrumpidas cuyos comienzos remontaban a 1834. En 1841, patentó el calotipo, primer procedimiento negativo/positivo que permitía la multiplicación -imprimir varias copias- de una misma imagen gracias a la obtención de un negativo intermediario sobre un papel al cloruro de plata, vuelto translúcido gracias a la cera. Como con el daguerrotipo, la imagen latente era revelada luego, por medio de un químico, que hacía las veces de revelador: Una solución de ácido gálico y de nitrato de plata. Una segunda hoja de papel recubierta también de cloruro de plata luego era expuesta a través del negativo translúcido, para lograr el positivo final.
El proceso químico para la fijación de imágenes. En 1839 se le debe al inglés John Frederick William Herschel el descubrimiento del medio para fijar las imágenes, bañándolas en una solución de hiposulfito de sodio, el mismo componente esencial de los fijadores fotográficos modernos. Las ventajas del calotipo reposaban principalmente en la facilidad de la manipulación de las copias sobre papel y de la posibilidad de reproducción múltiple. En revancha, la definición , limitada por la presencia de las fibras del papel negativo, no podía rivalizar con el daguerrotipo. Hoy también se le agradece por acuñar los términos fotografía, negativo, positivo y descubrió el uso del tiosulfato de sodio como fijador de las sales de plata.
Para reducir aún más el tiempo de exposición, se crearon objetivos con distancias focales cortas, mucho mas luminosos, por lo tanto, conservando la nitidez en toda la imagen en la cámara oscura. En 1841, el físico francés Armand Hippolyte Louis Fizeau reemplazó el yoduro de plata por el bromuro de plata cuya sensibilidad a la luz es muy superior. Con unos pocos segundos algunos segundos de exposición eran suficiente para obtener un daguerrotipo. Entonces tomar retratos se volvía posible. También es reconocido porque en el año de 1849 publicó resultados de medidas de la velocidad de la luz utilizando un instrumento que diseñó conjuntamente con León Foucault.
A fin  de mejorar la transparencia del calotipo negativo, el francés  Abel Niépce de Saint Victor, que era primo de Niépce. Descubrió en el año de 1847 la forma de reemplazar el soporte de papel por el vidrio. Para que el bromuro de plata pueda adherirse al vidrio, tuvo la idea de mezclarlo con la clara de huevo. Aunque con muy bajo contraste, la imágenes se volvieron extremadamente precisas, obligando a los ópticos a poner a punto objetivos aún mas eficientes. 
Fue en el año 1851, que el inglés Frederick Scott Archer reemplazó la clara de huevo por el colodión cuya base es el algodón pólvora. Las imágenes blanco y negro obtenidas por este procedimiento alcanzaron una calidad nunca más obtenida. Con el inconveniente, de que la toma debía tener lugar mientras que la placa estaba aún húmeda y que el revelado debía efectuarse inmediatamente después. El proceso se pasó a conocer como colodión húmedo. Este sistema, era mucho más rápido que el daguerrotipo y con una gran ventaja respecto a la exposición: Esta era significativamente más corta.
En 1871, el también británico, Richard Leach Meaddox, remedió ese problema reemplazando al Colodión por la gelatina, procedimiento perfeccionado por Charles Bennet quien demostró que las placas gelatinizadas adquirían una gran sensibilidad cuando uno las mantenía durante varios días a 32° C. Las placas al gelatino-bromuro no solo podían ser almacenadas antes de usarse, sino que su sensibilidad era tal, que la exposición no excedía de la fracción de segundo. Este proceso fue mejorado en el año 1878 gracias a los trabajos de Charles Harper Bennet que acabó desplazando al colodión húmedo, a partir de 1882.
Este proceso básicamente supone en sus inicios el empleo de una placa de vidrio sobre la que se extiende una solución de bromuro de cadmio, agua y gelatina sensibilizada con nitrato de plata, que ya no necesita mantener húmeda la placa en todo momento, lo cual pone fin a uno de los grandes inconvenientes del colodión húmedo. Al conseguir -Charles  Bennett- mejorar la sensibilidad del gelatino-bromuro dejando secar durante más tiempo la placa emulsionada, consiguió rebajar el tiempo de exposición a un cuarto de segundo, lo que nos permite acercarnos al concepto de instantánea fotográfica. Las placas secas al gelatino-bromuro de plata se fabricaban en industrias. Se compraban en paquetes sellados que debían abrirse al interior de un cuarto oscuro, con luz de seguridad roja, para cargar los chasis. Y éstas una vez expuestas, se podían revelar sin correr, días después, o al regresar de los foto tours. No obstante, la solución sensible era muy frágil y se rayaba fácilmente. En 1873, John Burguess y Richard Kennett ofrecieron un método de endurecimiento de la emulsión al proceder a un lavado de las sales, haciéndola así más resistente a fricción.
Dado que se hizo posible exponer correctamente la imagen en una fracción de segundo. Algo que ocurrió un poco antes de 1880, comienza el perfeccionamiento del obturador, porque la alta sensibilidad de las placas necesitaba del desarrollo de mecanismos capaces de dejar entrar la luz en la cámara durante solo un centésimo y aún un milésimo de segundo. Debía evaluarse precisamente la intensidad de la luz y así el fotómetro se convirtió en un instrumento muy apreciado.
El estadounidense Georges Eastman, concebirá en 1888, la idea de un soporte flexible, el nitrato de celulosa. Las placas de vidrio van a ser reemplazadas por los rollos de nitrato de celulosa. Eastman, fue el fundador de la Eastman Kodak Co. e inventor del rollo -bobina- de película, que sustituyó a la placa de cristal, con lo cual consiguió poner la fotografía a disposición de las masas. El rollo de película es también un elemento fundamental para el desarrollo del cine. El celuloide, es plástico muy flexible empleado en la industria fotográfica y cinematográfica para la fabricación de películas; se obtiene de la mezcla de un derivado de celulosa con alcohol y alcanfor. Fue sustituido a partir de 1950 por el material triacetato de celulosa, que es menos inflamable.
George Eastman
El 4 de septiembre de 1888 -George Eastman- registró la marca Kodak y recibió una patente para su cámara que usaba el rollo de película. Ese mismo 1888, lanza al mercado la cámara Kodak 100 Vista, que utilizaba carretes de 100 fotos circulares y para cuya campaña de promoción acuñó la frase "Tú aprietas el botón, nosotros hacemos el resto". Lo más valioso resultó que a partir de este momento ya no se requerían grandes conocimientos en laboratorios químicos o cuartos oscuros. Hasta este momento la fotografía era pancromática o blanco y negro. Para ver un vídeo sobre la historia de la fotografía hacer clic aquí.

Los primeros pasos hacía la película policromática -a todo color- fueron la iniciativa de Edmond Becquerel en 1848, luego la de Niépce de Saint Victor, en 1851, quienes demostraron que una placa de plata recubierta de cloruro de plata puro reproducía directamente los colores, aunque de manera inestable. En 1869, Louis Ducos du Hauron logra, en Agen, la primera fotografía en colores aplicando el principio demostrado por Maxwell de la descomposición de la luz por intermedio de los tres colores fundamentales, el rojo, el amarillo y el azul. Este realizó tres fotografías de un mismo tema, a través de un filtro respectivamente rojo, azul y amarillo. De estos obtuvo tres positivos del mismo color de cada uno de los filtros utilizados. Superponiendo exactamente las tres imágenes, obtuvo la restitución de los colores. 
El físico Gabriel Lippman recibió el Premio Nobel en 1906, por haber descubierto en 1891, el medio de obtener fotografías directamente en colores sobre una misma placa, por medio de un procedimiento interferencial que ya proponía la holografía. Demasiado compleja, esta invención no trascendió el estadio del laboratorio.
El primer procedimiento mono placa color que pudo ser utilizado por todos nació en 1906. El autocromo inventado por los hermanos Auguste Lumière (1862-1954) y Louis Lumière (1864-1948) retomaban el principio de la síntesis de tricromía lograda esta vez en una sola placa por medio del añadido de un mosaico de micro filtros de tres colores realizado a partir de granos de fécula de papa.
El descubrimiento del revelador cromógeno por R. Fisher desde 1911, ofreció a la fotografía en color una nueva dirección. Se había observado que algunos reveladores producían imágenes con un color dominante en lugar de un blanco y negro neutros. Se llama actualmente revelado cromógeno aquel en el que generan simultáneamente; una imagen en color y otra de haluros de plata por medio de compuestos copulantes de color presentes en la emulsión o en el revelador. Tanto para las imágenes negativas, como en las imágenes de plata positivas producidas con el revelador cromógeno se iluminan con el blanqueo seguido del baño fijador.
El principio tri cromo fue retomado por la Empresa Agfa para poner a punto en 1936, las películas Agfacolor, se formaban a partir de tres capas superpuestas sensibles respectivamente al azul, verde y rojo (RGB). Fue -entonces- que fue puesto a punto un revelador que coloreaba las capas según el color de su sensibilidad. Con esto, la posibilidad de reproducir los colores demandó mejoras en las ópticas, para transmitir fielmente en la película, los colores del sujeto de interés.
Rollo de Kodachrome del año 1935
En 1935, dos investigadores y músicos americanos Leopold Damrosch Mannès y Leopold Godowsky Jr. desarrollaron notables mejoras al procedimiento. Su experimentación con la fotografía en color comenzó en 1917, después de ver la película Our Navy en Prizma Color, que se publicitó como una película a todo color. Debido a su baja calidad, los chicos se sintieron engañados y decidieron hacer algo al respecto. Diseñaron una cámara de cine y un proyector cada uno con tres lentes cubiertos por filtros naranja-rojo, verde y azul-violeta . Tomaron múltiples exposiciones en blanco y negro y las proyectaron a través de los filtros. Ellos patentaron este sistema, pero con todo, no era todavía un proceso comercialmente viable.
Mientras se dirigía a actuar en Europa a finales de 1922, Leopold Damrosch Mannès conoció por casualidad a un socio principal de la empresa de inversión Kuhn, Loeb & Co. y describió su progreso con la fotografía en color. Unos meses más tarde, la firma envió a uno de sus ejecutivos junior; Lewis L. Strauss, al departamento de Mannès para ver el proceso de color. Los resultados finales fueron lo suficientemente impresionantes como para que Kuhn, Loeb & Co. invirtiera en el desarrollo y gracias al apoyo la disponibilidad de las instalaciones de Kodak para realizar pruebas sobre el nuevo producto. Con respaldo financiero, Mannès y Godowsky construyeron un laboratorio dedicado y en 1924 sacaron patentes adicionales sobre su trabajo. En 1930 Kodak Co. quedó tan gratamente impresionado con sus resultados que los contrató para mudarse a Rochester y aprovechar las instalaciones de investigación de Kodak, así es como nos llegó Kodachrome.
La película Kodachrome16 mm se lanzó en 1935, y en 1936 se lanzaron Kodachrome 35 mm (perforaciones KS) y la película de 8 mm. Más tarde, después del desarrollo de Kodachrome Commercial (una película intencionalmente de bajo contraste destinada a la duplicación posterior), esta película se puso a disposición de Forma exclusiva para Technicolor, con perforaciones BH, y que inmediatamente la renombró "Technicolor Monopack" (nota, especialmente, la letra mayúscula en "Monopack", que afirmaba que este era un proceso propietario, aunque este nombre nunca se registró realmente en la USPTO), y esta película de cámara de tres colores de una sola tira permaneció disponible exclusivamente a través de Technicolor (con procesamiento exclusivamente a través de los propios laboratorios de Kodak) hasta que el proceso negativo-positivo de Eastman Color reemplazó por completo al Technicolor de tres tiras después de 1954. Te invito a ver también el documental de National Geographic sobre esta historia.
Aunque las películas a color actuales parezcan ser muy sofisticadas, esto no impide que se tengan que acudir siempre al bromuro de plata, a la gelatina así como al principio de base del Agfacolor y del Kodachrome.
En el año de 1936, a solo un año de la invención del Kodachrome, Agfa en Alemania creó el proceso negativo-positivo Agfacolor. Sin embargo, durante el conflicto bélico de la Segunda Guerra Mundial no se logró su lanzamiento hasta 1949. Mientras tanto, en el año 1942, Kodak lanzó su película positivo-negativo, Kodacolor. Vendría un periodo de constantes mejoras de más de veinte años en la calidad, velocidad, y precio. Kodacolor, se convirtió en la película más popular entre los fotógrafos amateur para lograr impresiones en papel a color.
Steve Sasson, construyó la primera cámara digital, trabajaba en el área de investigación y desarrollo de la compañía Eastman Kodak, el 12 de diciembre de 1975. (Ver vídeo de Steve Sasson, hacer clic aquí)
¿Qué eventos te han sorprendido más? ¿Con qué hecho histórico te has identificado mejor? ¿Qué personaje te resulta más simpático? ¿Qué has descubierto ahora que conoces un poco mejor a estos increíbles emprendedores?
Lee también "Tomando fotos con el cel".

Qué estés bien,


No hay comentarios: