01 junio 2019

La campaña publicitaria efectiva

Durante mucho tiempo, la industria de la publicidad funcionó casi sin la necesidad de medir milimétricamente la redituabilidad de la campaña publicitaria por medio del análisis de sus ejecuciones para los medios masivos. 
La publicidad era entonces un juego, una especulación de los imprudentes. El pálpito de un hombre; si el curso era el correcto, tenía la probabilidad de ser tan bueno como el de otros. No había timoneles confiables ni seguros, porque muy pocos navegaban el mismo curso dos veces.
Para la gran mayoría de los anunciantes el único indicador valido a la hora de evaluar los alcances y objetivos de la campaña publicitaria se concentraba en sus ventas. Pero el escenario económico actual ha forzado algunos cambios. En economías de escala tan pequeña los presupuestos de los anunciantes son apretados, situación que lo obliga a exprimir al máximo cada dólar o euro, y para conseguir una medición objetiva del esfuerzo creativo y mediático se tiene la ayuda de las agencias de investigación que han desarrollado herramientas de evaluación publicitaria que no están limitadas a las ventas y a su incremento posterior al esfuerzo publicitario.
Unos de los primeros en interesarse sobre como medir la efectividad de las campañas publicitarias fueron los apóstoles de la venta dura; John E. Kennedy, Charles A. Bates, y Claude C. Hopkins autor de Publicidad Científica de 1923. 
Durante los últimos años los publicitarios y mercadotecnistas conocen bien gracias a estudios -iniciados desde hace quince años atrás- del efecto post campaña que sigue a las campañas publicitarias y que se hace notorio a favor de las ventas entre las siguientes dos a cuatro semanas.
Las herramientas más utilizadas son el pre test y el post test. Son herramientas que se aplican para medir el impacto del mensaje publicitario previo a su publicación en los Mass Media o medios digitales, usualmente se expone a una muestra que representa al grupo objetivo primario y luego se evalúa su recordación y comprensión del mensaje de la campaña. A través de entrevistas a un universo de espectadores expuesto a las piezas de publicidad para analizarles y luego se interpretan estos resultados. Lo más aconsejable es un pre test, que evidentemente es el análisis de un anuncio o campaña antes de entrar en contacto con el público a través de herramientas de neuro marketing, pero si no fuera posible, entonces el post test o el seguimiento son parte de las opciones.
Los esfuerzos para medir la efectividad de la campaña publicitaria pueden aplicarse en tres momentos; antes, durante y después de la campaña con la aplicación de Pruebas Directas que miden o predicen el impacto en las ventas de una determinada pieza publicitaria; para esto se utilizan herramientas de respuesta directa; cupones o solicitudes recibidas. La otra clase de pruebas son las Indirectas como las de recordación (reconocimiento, recordación con ayuda, recordación sin ayuda) o de exposición a los anuncios como la Search Readership Test. 
Existen más herramientas tradicionales para este propósito de medición como por ejemplo: El aumento de ventas, por reconocimiento o recordación de marca, por número de personas (magnitud de las audiencias) a las que se comunicó el mensaje, por el número de personas que respondieron o solicitaron información a las invitación a la acción. En gran medida se dependerá de los objetivos establecidos para la campaña.
Como cada esfuerzo de campaña publicitaria posee objetivos publicitarios que van más allá del simple aumento de las ventas de un producto o servicio y por lo tanto, la eficacia de dichas acciones publicitarias vendrá determinada por factores muy distintos. Toma nota de los distintos objetivos que puedes marcarte y elige el que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio. Objetivos en función de las ventas. Será la medida más adecuada para medir la efectividad de tu campaña siempre y cuando ésta sea de marketing directo, campañas cooperativas o de recordatorio.
Objetivos en términos de conducta. El efecto positivo de estas campañas publicitarias se mide indagando en los cambios de conducta que han provocado como, por ejemplo: Si el consumidor solicita más información del producto o la oferta lanzada, si buscamos que se reduzca el tiempo transcurrido entre dos compras consecutivas, etc. En cierta forma este indicador ayuda a validar si la invitación a la acción -qué hacer, cuál es el siguiente paso- incluida en el mensaje logra este objetivo. El establecimiento de este tipo de objetivos es más usual en campañas de marketing directo.
Metas basadas en los efectos del mensaje publicitario. Nos permiten evaluar el conocimiento de la existencia de una marca, el recuerdo de un anuncio, la actitud del consumidor frente a la marca, la intencionalidad de compra, su comprensión del mensaje, etcétera.

Lo importante está en ser capaces de calcular la respuesta a una campaña publicitaria y medir su rentabilidad financiera, en términos del retorno de la inversión hecha ROI (Return On Investment) sin hacernos trampas a nosotros mismos, ésto nos permite medir si nuestra campaña publicitaria tuvo el éxito monetario esperado. La fórmula del cálculo del ROI en una campaña publicitaria es muy simple, ver abajo. Lo que hay que recordar es que a nuestro margen de ganancia, debemos descontar la inversión publicitaria antes de dividir el resultado nuevamente por la inversión publicitaria total:

Margen bruto total - Costo total de la campaña
dividido entre el costo total de la campaña = ROI

El segundo reto es calcular bien ese margen de ganancia con cada venta. Esto en términos financieros es el Margen Bruto, que hace referencia a los ingresos netos de la venta de un producto (descontando algunas provisiones), menos los costos asociados a cada venta; es decir aquí no tenemos en cuenta los gastos que tenemos independientemente de las ventas, tales como el alquiler de la oficina o los salarios fijos; pero si otros costos como el costo del producto, el packaging, envíos, etc.
Para poder determinar si tu acción publicitaria ha sido o no eficaz, debes asegurarte primero de que los objetivos que marques cumplan los siguientes requisitos: Deben ser específicos y medibles (mensurables). Debes conocer en qué condiciones de partida se establecen para no definir objetivos que ya se han alcanzado anteriormente. Deben tener un público objetivo perfectamente definido. Debe de establecerse para un período de tiempo determinado. Deben redactarse por escrito para evitar confusión y facilitar la elaboración y evaluación de la campaña publicitaria.

Como ejemplo del creciente interés por evaluar la efectividad de la campaña, vemos como en décadas pasadas, y sin las redes sociales desarrolladas, la World Association of Newspaper (WAN) desarrolló un plan que evaluaba la efectividad de los avisos publicados a través de la prensa escrita. El estudio demostró que mientras que la televisión resultaba lo más eficaz para atraer la atención hacia un producto, los periódicos resultaban esenciales para explotar esa atención y convencer a los clientes de que compren el producto. Dicho estudio se realizará mediante paneles de lectores que harán “lecturas y comentarios” durante una semana para luego completar cuestionarios en donde se evalúan el grado de memorización de ciertos anuncios y otros factores más. Lo que muestra que ya no solamente se toman en cuenta el tiraje o tirada, y la circulación diaria para saber si se leyó o no el contenido del periódico. Hace unos años atrás cuando los diarios de circulación nacional -en Honduras- contaban con su pico de lectores llevaban a imprimir casi 20 bobinas de papel para periódico en su edición matutina diaria, en la actualidad en su mejor día consumen menos de 10 de éstas mismas. La forma en que los consumidores consumen la información noticiosa ha cambiado, y con esto las estrategias de las campañas publicitarias.
Algunos datos que se deben monitorizar de manera independiente para garantizar resultados objetivos son: La medición de las audiencias, la medición de inversión, la medición de consumidores, la medición de estrategia y táctica, la medición de notoriedad, y la medición de ventas.
Los resultados permiten medir la eficacia de la campaña en términos de medios (alcance, Share Of Voice, notoriedad), para finalizar con aquellos que nos permiten medir los efectos de la campaña en el negocio del cliente (ventas). 
Los objetivos de la campaña publicidad se pueden clasificar de acuerdo con su meta; si se trata informar, de convencer o de recordar un mensaje previamente publicado. La publicidad informativa figura en la primera etapa de una categoría de producto, en la cual el objetivo es crear la demanda primaria. La publicidad de convencimiento se vuelve importante en la etapa competitiva, en la que el objetivo de una compañía es crear la demanda selectiva para una marca en particular. La mayor parte de la publicidad entra en esta categoría. Una parte de la publicidad de convencimiento entra en la categoría de publicidad de comparación, que busca establecer la superioridad de una marca por medio de la comparación específica con una o más marcas en la clase de producto. Al emplear la publicidad de comparación, una compañía se debe asegurar que puede comprobar su superioridad y que no podrá ser atacada en un área donde la otra marca sea más fuerte. La publicidad de recordatorio es muy importante con los productos maduros. Una forma de publicidad relacionada es la publicidad de reforzamiento, que busca asegurar a los compradores actuales que realizan la elección correcta.

Creado en el 1968 por la American Marketing Association de Nueva York, EFFIE ha obtenido el reconocimiento de las agencias y los anunciantes como el premio más importante de la industria publicitaria. Es un premio que honra los logros de la creatividad que satisface y excede los objetos publicitarios. Se centra en la publicidad EFECTIVA , la que funciona en el mercado. El obtener un EFFIE significa haber enfrentado el reto más importante de la publicidad y haber triunfado. Para ganar un EFFIE las campañas necesitan integrar de manera exitosa todas las disciplinas que forman parte de un programa mercadológico de buenos resultados: planeación, investigación de mercado, medios, creatividad y administración de cuentas. En conjunto, tiene que demostrar la relación que existe entre agencia y cliente en la creación, administración y desenvolvimiento de una marca. La importancia del EFFIE se ha proyectado de tal forma en el ámbito internacional, que hoy en día es considerado un certamen que atrae un alto nivel de competencia en países de Europa, América Latina y Asia donde ya está institucionalizado.
Su llegada a nuestra región supone una notable mejora en las inversiones publicitarias, y el desarrollo de campañas publicitarias. Los Effie Awards -en México- se realizan desde el año 2000 y desde entonces tienen un impacto económico que impulsa 11 por ciento del PIB, según la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad (AMAP). Es a través de un jurado multidisciplinario conformado por CEOs, CMOs, presidentes y directivos de agencias de comunicación, publicidad e inteligencia de mercados; medios de comunicación, así como de las empresas anunciantes más importantes del país, fueron los responsables de definir a los ganadores del oro, plata y bronce.

¿Has definido objetivos claros y medibles, has acudido a terceros independientes de la agencia de publicidad y el cliente para evaluar objetivamente? ¿Posees auditores externos o asesores que midan el trabajo que hace tu área de mercadeo o tu actual agencia de publicidad?

Que estés bien,

Mauricio Pineda



El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger.

01 mayo 2019

De Stanislav Puchkovsky a Sean Archer

Fue hace unos meses atrás cuando una de mis estudiantes que modela para retratos de fotografía me comentó que había estado revisando los increíbles proyectos de un fotógrafo que estaba llamando la atención en las redes sociales. En ese momento su nombre no me pareció conocido, y creo que para muchos todavía en estos días sería casi el mismo caso. Hoy, ya mejor informado, deseo compartir algo sobre éste, que espero disfrutes.
Stanislav Puchkovsky, mejor conocido sólo como Sean Archer.
Станислав Пучковский (Stanislav Puchkovsky), nació en Ekaterinburgo, Rusia, la cuarta ciudad más poblada de su país. Es mejor conocido entre los amantes de las fotografías de retrato bajo su seudónimo de Sean Archer, mismo que tomó prestado de un personaje interpretado por John Travolta en la la película "Face off" de 1997, quien interpretó a un agente del FBI.
Sean Archer, fotógrafo.
Su amor por las artes plásticas inició cuando era niño y hacía algunos dibujos a mano, luego inició estudios de Arte y Arquitectura, lo que orgánica y naturalmente lo llevaría hasta la fotografía.
Durante el año 2011, se hizo de su primera cámara del tipo sin espejo, se trató de una Panasonic Lumix G3 (DMC-G3K)y una luminosa óptica Olympus Zuiko con distancia focal fija de 45mm.
Sean Archer, fotógrafo.
Lo anterior hace válido y oportuno hacerse algunas preguntas ¿Es posible trabajar increíbles retratos con modelos sin contar con un enorme y sofisticado estudio, ni ópticas zoom de gran costo, o cámaras full frame, sin flashes u otros? ¿Será qué con algunas pocas cortinas puedo tener control total de la luz de la ventana?
Sean Archer, fotógrafo.
Fue durante el mes de enero -2012- del siguiente año, luego de haber estado utilizando su cámara únicamente con las funciones automáticas fue accidentalmente retado a tomar retratos entre amigos y conocidos pero alguien sugirió que sería mejor hacerlos utilizando mandos manuales. Su estudio suele ser su propio ático de su departamento, y su iluminación proviene de la ventana y unas cortinas. Él mismo explica que es influido por muchas fuentes de retratistas, y de ninguno en particular. Admira el arte de la fotografía en sí mismo.
Sean Archer, fotógrafo.
Durante esos primeros años sus herramientas para retratos eran la luz natural de la ventana, la textura del muro o pared. Así surgió su pasión por iluminar únicamente con luz natural. Para Stanislav Puchkovsky, la iluminación natural es suave, cálida, naturalmente bella. Bajo condiciones ideales de luz se trata de algo simple, y que además resulta ser que es gratis.
Sean Archer, fotógrafo.
Él mismo se considera un fan de la improvisación, no suele utilizar maquillaje profesional, suelen aprovechar el vestuario de la misma modelo, las poses son sugeridas por cada modelo. Ellas suelen proponer sus poses y referencias fotográficas favoritas y desde aquí proponen las ideas y lo que pudiera surgir en cada sesión.
Stanislav Puchkovsky
Considera que el fotógrafo de retratos debe ser cuidadoso en no cruzar la línea de la vulgaridad, y mantenerse dentro del escenario de la belleza y los valores estéticos. Hay que buscar la belleza completa, no solamente buscar la silueta de la cintura, de la cadera, en fin. Sino también la belleza en los labios, cabello, en sus ojos... En la actualidad también trabaja sus proyectos de retrato con una cámara Canon 6D y dos objetivos, uno de 50mm 1.4, y un 135mm 2.0 para sus retratos. El pos proceso busca lograr una sensación natural y alejarse un poco del retrato fashion de clave alta.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.
Sean Archer, fotógrafo.


01 abril 2019

Curva de la belleza

"La curva es la línea de los dioses".
Antoni Gaudí
Ésta trata de desacelerar, y disminuir la velocidad con que la persona observa o “lee” la imagen, cuando se trata básicamente de un elemento alargado y delgado. Cuando se trata de líneas rectas estamos ante una ruta carente de  curvas o “estaciones”, y en cuyo caso la mirada baja o sube, según sea el caso sobre un eje visual vertical, horizontal o inclinado muy rápidamente. Las líneas curvas nos transmiten un sentido de equilibrio, y a la vez de suavidad.
La curva de la belleza aplicada
como eje de composición visual.
También es conocido bajo el nombre de “S de la belleza” pues produce suaves curvas muy discretas y alargadas que de manera cadenciosa y sutil conducen la mirada por al menos dos curvas opuestas en su sentido. Es aplicada con mucha frecuencia en fotografías de retratos Full Shot en modelos mujeres para destacar sus femeninas curvaturas, en paisajismo y beauty shots.
Una línea curva es una línea continua que paulatinamente varía de dirección, significa que sus puntos no se encuentran alineados en la misma dirección, según Euclides en el siglo III A. de C.
Otra manera de verla es a través de la curva sigmoidea, esta trata de una función matemática que representa una variable que se incrementa primero lentamente luego se acelera y finalmente se desacelera, eventualmente crece muy poco o declina.
Las tres etapas de las curvas sigmoideas se denominan fase exponencial, fase lineal y fase de senescencia.




Se atribuye al pintor inglés William Hogarth (Londres 1697-1764) el termino de línea de la belleza. Autor de un importante tratado de estética, “The analysis of Beauty en las últimas páginas de éste se tiene por tema la expresión fisionómica y las actitudes y movimientos del cuerpo humano, cuya valoración estética hace depender también de los ritmos lineales. La linea de la belleza se trata de una teoría estética en el arte pictórico o de la estética visual, se trata de lineas curvas en forma de serpentina o de una letra "S". A éstas se le atribuyen valores tales como la vitalidad, vivacidad, actividad pues excitan la atención del observador en contraste con las líneas rectas.
Casi dos siglos antes, el italiano Leon Battista Alberti (1404-1472), uno de los humanistas y arquitectos más importantes durante el Renacimiento. Anticipó a William Hogarth, enfatiza una co-dependencia similar entre la vitalidad y la línea. En su tratado Sobre la pintura. Allí describe una línea como la ejemplificada por los movimientos figurativos de un cabello bien representado -que- según le dice al pintor, debería "retorcerse como si tratara de liberarse de sus lazos y ondularse en el aire como llamas, algunas de su tejido dentro y fuera como víboras en un nido, algunas manadas aquí, otras allá.” ¿Entonces existe una conexión inherente a la intimidad de la pluma o lápiz de Hogarth, y entre el movimiento encarnado y la línea de la belleza? Esta línea de la belleza no es simplemente una forma artesanal, imaginada por un artista. También es una cosa encontrada, descubierta y continuamente renovada a través de la atención a la variedad visible del mundo material.
Portada del libro de William Hogarth.
Se podría decir que el eje de todo este libro es, la idea de la línea sinuosa y la serpentina como principales coeficientes de la belleza y de la gracia.
Los autores del libro -Pablo Olalquiaga (1972) y Alfonso Olalquiaga (1979)- de las curvas reflexionan "sobre el uso comprometido de las formas curvas y el experimento con las formas libres en cualquier disciplina, pero a través de controlar la forma con una geometría". Añaden que "La curva no se percibe de una forma tan inmediata como sucede con la recta. La curva es posible percibirla de diferentes formas según sea el ángulo o la perspectiva que se tome...La curva es natural, está en la naturaleza, y la recta pertenece al hombre en su afán por ordenar, organizar y unir dos puntos de la forma más directa".
Toda mujer posee una belleza innata que hay que saber explorar. Con unos sencillos cuidados, haciendo ejercicio físico para proteger la salud y potenciando los rasgos y características que más les favorecen será suficiente para sentirse guapas por dentro y por fuera. Para otros, la belleza de la curva que se valora como la más bonita está en su sonrisa.

Que estés bien,

Mauricio Pineda

El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos en FB.

01 marzo 2019

Simetría

Simetría, colocar el horizonte sobre el eje central.
Usualmente cuando el fotógrafo desea compartir o comunicar igualdad o equidad o equilibrio y hasta paz entre las partes de su composición suele acudir a la composición visual por simetría. Como fotógrafos hay que buscarla muy bien observando atractivos patrones a nuestro alrededor para luego aislarlos de su entorno y poder conseguirla. Para lograr una fotografía simétrica hay que prestarle mucha atención al ángulo, al punto de vista, seguir las lineas, mantenerse atento a la posición desde donde haremos la toma. Muévete, agáchate, se curioso y observa bien. No olvides que si la foto la haces demasiado lejos respecto al centro de interés, la simetría perderá impacto y la imagen no resultará equilibrada. Podrás descubrir infinitos patrones simétricos en la naturaleza, y en la arquitectura y diseño de interiores.
La simetría es una palabra que proviene de dos etimologías, del latín symmetrĭa,  y del griego σύν "con" y μέτρον "medida" es la correspondencia exacta en tamaño, forma y posición de las partes de un todo. Armonía de posición de las partes o puntos similares unos respecto de otros, y con referencia a un punto, a una línea o a un plano.
Es un tipo de  composición visual donde cada punto posee igual distancia respecto al elemento visual de simetría. Vamos a distinguir algunos tipos de simetría:
Simetría axial. También conocida como cilíndrica. Es la composición visual donde cada punto equidista (igual distancia) de un eje. En este caso, en todas las imágenes de simetría axial tendríamos que poder identificar un eje, o sea un linea recta que pasa por el centro y divide en dos partes iguales, la misma imagen pero invertida (como reflejo de espejo), de tal manera que cada punto estuviera a igual distancia de su simétrico al otro lado del eje.
Simetría central. Es la composición visual donde cada punto equidista (igual distancia) de un punto. En este caso, en todas las imágenes de simetría central tendríamos que poder identificar un punto o centro, que tuviera a sus alrededor la misma imagen pero invertida, de tal manera que cada punto estuviera a igual distancia de su simétrico al lado opuesto del punto central.
Si acudimos al diccionario de la RAE encontraremos la siguiente definición. "Correspondencia exacta en forma, tamaño y posición de las partes de un todo." 
Podremos distinguir que la simetría se puede clasificar -también- en otras cinco maneras:

Por rotación. También conocida como esférica. Es el giro que experimenta todo motivo de manera repetitiva hasta que finaliza consiguiendo la posición idéntica que tenía al principio.
Por abatimiento. En este caso lo que se logra es dos partes idénticas de un objeto concreto tras llevarse a cabo un giro de 180º de una con respecto a la otra.
Por traslación. Este es el término que se utiliza para referirse al conjunto de repeticiones que lleva a cabo un objeto a una distancia siempre idéntica del eje y durante una línea que puede estar colocada en cualquier posición.

Por ampliación. Se emplea para dejar patente que dos partes de un todo son semejantes y es que tienen la misma forma, pero diferente tamaño.
Bilateral. Es la que permite que se obtenga un retrato bilateral que tiene como espina dorsal un eje de simetría. A los lados de este aparecen formas iguales a la misma distancia de él que serán las que permitan crear ese citado retrato.
¿Qué fotografías te parece que están aplicando fielmente el consejo de la simetría? ¿Estás aplicando la simetría a tus proyectos de fotografía o pintura? Déjanos conocer tus avances en composición visual?
Que estés bien.

Mauricio Pineda

El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos en FB.

01 febrero 2019

Regla de los tercios

La ley de tercios nos ayuda a establecer la ley del horizonte.
(Roatán, Islas de la bahía, Honduras)
Si habías escuchado que las reglas existen para ser rotas, te invito a pensarlo dos veces. Antes de intentar romper la regla debes estar absolutamente seguro de dominar ésta a la perfección, y luego después de entender todos sus beneficios, ahora sí prueba a alterarla.
Para empezar vamos a recordar lo que entendemos actualmente por organizar o componer visualmente un proyecto. Será el resultado de ordenar los elementos visuales básicos de la obra de arte para expresar ideas y sentimientos. La selección y la colocación de los elementos en un trabajo visual contribuye a una respuesta del espectador, el proyecto producirá sensaciones de placer para la vista del observador si los elementos que la configuran están dispuestos de manera estéticamente equilibrada. O bien la composición visual supone la organización de los elementos que forman el conjunto de la imagen toda, con el fin de obtener un efecto de unidad y orden.
Organizar armónicamente el todo dentro de un rectángulo es un reto para cada fotógrafo vez tras vez. La relación de aspecto en la fotografía incluye dos partes por tres partes (3:2), y que es lo mismo que a/b=1.5 y organizar en su interior todo lo que deseamos incluir debe meditarse previamente para lograr una composición armónica y compartir un mensaje claro a cada persona que se tome el tiempo de observar y disfrutar.
Relación de aspecto 3:2
El origen más probable de la regla de los tercios puede encontrarse con el pintor inglés Joshua Reynols (1723-1792) que la proponía como regla compositiva a nivel de tratamiento del color, y que poco después en 1797 John Thomas Smith adoptaría ésta como una regla más genérica. Puede que al buscar destacar un elemento lo deseemos colocar en el centro, con la ley de tercios nos alejamos de esta tentación.
La intensión debe ser definida con anticipación. Si deseas que los elementos dentro de la composición muestren una relación de subordinación o de dominio, si buscas explicar como algo es más importante que el resto de elementos que comparten el marco del rectángulo se debe acudir a la regla de tercios o ley de tercios con el fin de facilitar a nuestro sistema de percepción visual organizar partes de una escena de forma más sencilla.
Los 4 puntos fuertes que surgen de las 4 lineas guías.
Básicamente vamos a dividir en nueve rectángulos más pequeños todo el espacio de trabajo. Así nos quedaran tres líneas o renglones con tres columnas.  En el centro quedaran unas líneas cruzadas, éstas definen 4 puntos que suelen recibir el nombre de puntos fuertes, puntos principales, puntos de fuerza, o puntos de interés. Los paisajes, los retratos, los bodegones, las fotos publicitarias y documentales utilizan frecuentemente esta forma de composición visual. Al colocar el elemento principal a uno de estos puntos logramos destacarle sobre el resto, producen mayor satisfacción a la vista que cualquier punto situado en otra zona de la imagen. Para algunos la ley de tercios se trata de una aproximación a la proporción áurea pero mucho más fácil de utilizar, pero está comparación no resulta justificable con un razonamiento geométrico.
Destaca el cielo azul sobre el campo amarillo.
En fotografía de paisajes, cuando la cámara queda en posición horizontal la ley de tercios nos ayudará a colocar el horizonte sobre la línea del primer tercio, o bien sobre la linea del segundo tercio.
El cielo. La ley del horizonte.
De esta manera si el horizonte queda sobre el primer tercio, se le asigna un tercio al paisaje y dos tercios al cielo. Así el cielo se ubica como lo más importante de la composición, y el paisaje como menos importante.
El lago. La ley del horizonte.
En el caso opuesto, colocamos el horizonte sobre el segundo tercio. Así el lago ocupa dos tercios del espacio y el cielo un tercio, en este otro el paisaje se coloca como más importante o destacado que el cielo. Algunos suelen llamar a ésto la Ley del horizonteSu aplicación se extiende a la fotografía, al cine, y bien hasta la pintura. En cualquier caso el elemento que ocupa dos tercios se vuelve el más destacado, y relevante sobre aquel que únicamente ocupa un tercio del espacio. Así rompemos la igualdad o la equidad y definimos un área jerárquicamente dominante sobre la menor.
El cuerpo alineado a la linea guía, y el rostro al punto fuerte.
La ley de tercios también es conocida como la regla de compensación o de oro. Es un procedimiento muy utilizado en diseño gráfico y en publicidad para equilibrar los pesos visuales en los formatos rectangulares. Consiste en dividir el formato en tres partes a lo largo y a lo alto. Las zonas de mayor peso visual se sitúan cerca de las intersecciones de cada división. Sitúe el sujeto en estos puntos de intersección llamados puntos fuertes, en lugar de hacerlo en el eje central del rectángulo. Esto ocasiona un arreglo asimétrico de la imagen, con el polo de máximo interés visual encontrándose relativamente cerca de alguna de las cuatro esquinas del recuadro, y el área central de la gráfica ocupada por elementos secundarios.

En la actualidad muchas cámaras y teléfonos inteligentes han colocado una retícula con este diagrama para ayudarnos a utilizarla con mayor exactitud, logrando excelentes resultados en la composición visual de todos sus elementos.
Cuando trabajamos Retratos, la ley de los tercios nos será muy útil para definir el espacio frente a la mirada de nuestros modelos, así construiremos el aire que dice al observador hacia donde se mira o hacia donde se avanza, algunos le llaman la "Ley de la mirada".
La cadera y espalda alineada a una linea guía.
Ahora podremos organizar mejor nuestras fotografías, dar mejor sentido a nuestra imagen, ser más intencionados a la hora de contar algo al observador.
De qué otras maneras has aplicado efectivamente la regla de los tercios en las fotos que estás tomando a diario con la cámara tu teléfono y con tu cámara.
Qué estés bien.

Mauricio Pineda

El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos también en FB.