02 julio 2020

Vencer a los enemigos de la creatividad

El miedo a enfrentar el papel en blanco.

Emprender el camino para lograr una solución creativa, para un proyecto nuevo de diseño gráfico, de publicidad, de desarrollo de contenidos, para una App en fin cada reto supone lograr dar solución duradera e innovadora.
Las soluciones creativas surgen cuando hemos sido capaces de vencer a los enemigos que nos rodean a diario y que amenazan con frustrar nuestro objetivo. No se trata solamente de vencer a nuestro miedo al papel en blanco, hay una gran variedad de distractores que afectan o apartan nuestra atención, logrando desenfocar nuestra conciencia del objetivo. Tu motivación, energía, e interés deben mantenerse muy altos, distingue tu cansancio y la fatiga; aprende sobre tus propios tiempos de mayor fuerza y los de mayor debilidad, descansa y duerme lo necesario. Esfuérzate por mantener alerta y activa tu curiosidad. El exceso de comodidad, el exceso de sentido común pueden matar a la innovación. Dudar y temer equivocarse, es un riesgo que se debe tomar no busques la perfección al primer intento.
Mantener el foco en el objetivo. Desde un inicio debemos tener claro que vamos a llegar a buen puerto, y que posiblemente ésto va a demandar esfuerzo y a veces algo de dolor o molestias. Será como esforzarse en mantener la mirada en la luz del faro en medio de la noche de tormenta, cada minuto, cada segundo para evitar chocar y naufragar. Los que suelen ser muy distraídos aquí podrán descubrir su primer reto. No escuchar las voces al rededor que suelen hacer que gires la cabeza cada vez, no escuchar los cantos de las sirenas, ignorar con cortesía las miles de voces que dicen que no se puede, ahora mismo las múltiples pantallas a nuestro alrededor (tu teléfono, tu laptop, el televisor) nos generan un déficit y dispersión de la atención, así que no te permitas diluir tu poca atención entre tantos mensajes y notificaciones muy urgentes, más no importantes. Tienes que recordarte muchas veces por minuto cual es el objetivo, escríbelo, apuntalo, ponlo a la vista, vuelve a leerlo. Viene bien tomar algunas horas de dieta digital.
Tiempos de entrega. Se termina hasta que se termina, no siempre habrá tiempo suficiente, ni el tiempo que me hubiera gustado disponer. Casi te puedo anticipar que no va a pasar así. Así que entre más pronto enfoques tu atención y tu conciencia en el problema de fondo ese problema que realmente interesa resolver con una solución creativa, mejor lograrás gestionar tu valioso y escaso tiempo. De alguna forma el horno de microondas y la computadora nos hacen asumir que todo es producto de la espontaneidad instantánea, no es así. Escribe en orden las cosas importantes, organiza su orden, su secuencia, imagina un proceso lógico al que podrías seguir para llegar al destino programado. Si hay una hora de entrega esfuérzate en llegar con tiempo suficiente para atender imprevistos. Los genios suelen dedicar más tiempo que el resto para perfeccionar una tarea.
La presión. Es algo a lo que habrá que acostumbrarse y algo de lo que debes aprender a liberarte sin que destruyas tu vida en el intento. Si por allí a tu vecino le gusta platicar mucho, se vale cambiar de silla, si por allí a tu amigo le gusta ser el rey de los lentos, no le dejes en tu equipo. La mejor manera que he encontrado para lidiar con la presión es estar lo mejor informado posible y vencer a la incertidumbre; cada vez que te sea posible. La presión, la urgencia, la compulsión pueden ser herramientas útiles si aprendes a montar sobre éstas.
Dales su tiempo. No va a llegar de golpe, se llega paso a paso, uno por vez. Tendrás que dar algo de tiempo para que la información inicial o previa sea por fin entendida, los datos iniciales necesitan hacer conexiones, relaciones nuevas, aproximarse, asociarse para experimentar nuevas posibles salidas. Son potenciales primeros pasos, no han sido verificados, ni juzgados así que sigamos así hasta lograr un flujo continuo de nuevas relaciones que podrían resolver el problema. Una vez que este flujo de ideas comienza a surgir se deberán documentar, se debe retener copia de toda idea por loca o excéntrica que ésta parezca al inicio. Una vez que no haya más nuevas ideas, y se terminen las nuevas relaciones habrá que organizar los documentos que guardan estas ideas en bruto y revisarlas, mejorar un poco cada una sin importar si se trata solo de rayas, apuntes desordenados, frases incompletas, lo que sea que se haya guardado. Todo puede resultar útil. Así que ten muy cerca tuyo una libreta, un teléfono para dejarte mensajes, toma apuntes, toma notas de voz. A mi me ayuda salir a caminar por allí unos 5 minutos, luego regresar y retomar el flujo de ideas en bruto.
La hora de evaluar y mejorar. Platique sobre las ideas con mayor potencial, haga preguntas a otros, platique con sus compañeros y discutan el potencial de cada idea para resolver el problema. Descubra que saber escuchar tiene una gran importancia para validar, verificar y mejorar. No se meta dentro de una burbuja, permita a sus ideas demostrar su capacidad de resolver y sobrevivir solas.
Juzga, pero no mates. Muchas veces somos muy duros jueces, otras muy ligeros y poco exigentes. Cada vez que pueda involucre a alguien más que desconozca su trabajo, y el proyecto y plantee algunas dudas en forma general, escuche con mente abierta, es posible escuchar la voz del sentido común por esta vía. Aprenda que las ideas de un proyecto, pueden ser la solución para otros proyectos o para sus problemas de más adelante. Recomiendo ser duro con cada idea, se vale criticar con algo de rudeza con el único fin de exponer y desnudar sus debilidades y evaluar cómo fortalecer, mejorar y superar su estado inicial. Algunas ideas caen aquí mismo, y surge una completamente nueva. Otras crecen exponencialmente.

Que estés bien.


01 junio 2020

El viaje del consumidor real

Viaje del consumidor  real

Todos los días viajamos por un universo de datos que crece a gran velocidad. Los consumidores de hoy piden a las marcas -productos o servicios de los emprendedores- experiencias memorables. El consumidor actual toma decisiones en base a una colección o conjunto de experiencias vividas con las marcas. Podemos entender entonces que el emprendedor anunciante ahora debe hablar menos de su producto, para mostrar mayormente la experiencia wow! que va a entregar. Algunos especialistas de la planificación estratégica ya han comenzado a hablar de la era post digital. En los últimos 30 años hemos trabajado muy duro en desarrollar canales y plataformas digitales para comunicarnos mejor con el consumidor real.
El viaje del comprador digital por el universo de la información.
Cada vez tenemos más datos sobre nuestro consumidor real, imagine Ud. que solamente hace 5 años atrás reunimos 8 Zettabytes de datos, y en 5 años más adelante acumularemos 163 Zb en datos. [Un gigabyte son mil megabytes; un terabyte son mil gigabytes; un petabyte, mil terabytes; un exabyte, mil petabytes; y un zettabyte, mil exibytes]. Hace unos años comenzamos a coleccionar información de primera mano sobre los consumidores reales de nuestros productos, servicios y marcas ¿Para dónde van, qué harán allá, qué les interesa hoy o mañana?

Nos enfrentamos a una enorme montaña de datos, y cada minuto la montaña crece un poco más. El punto es cómo poder analizar tanta información para descubrir los insights del consumidor tan necesarios para anticiparnos al consumidor real. Así que sabiendo que un grupo de personas no podrá analizar tantos datos, acudimos a los algoritmos y a la (AI) inteligencia artificial, aún sabiendo que éstos -todavía- están en la cuna. Y muchos menos podremos esperar que una computadora aplique empatía (la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona) y sentido común (capacidad natural de juzgar los acontecimientos y eventos de forma razonable) para descubrir los insights tan deseados por las marcas que compiten por la atención del consumidor de hoy. Llegamos al punto de cómo traducir los datos que coleccionamos en ideas valiosas e importantes junto a un conocimiento más profundo del negocio de los emprendedores.
El punto está en re-convertir los viejos puntos de ventas (bodega o almacén) en espacios idóneos para disfrutar de nuevas experiencias de usuario, una extensión más de los UX Labs. Así que tenemos prisa por encontrar los insights que nos llevarán hasta esa nueva idea disruptiva (la que provoca rupturas bruscas en la forma en la que se compite en un mercado, cambiando las reglas del juego).
El consumidor de hoy (siglo 21, casi al inicio de la tercera década) toma sus decisiones durante un camino, es un viaje rico en vivencias, que agrupa todas las experiencias, encuentros, eventos que las personas viven con las diferentes marcas.  Ahora - gracias al Internet-  los clientes potenciales están mucho más y mejor informados, y son capaces de tomar decisiones desde una posición de profundo conocimiento de lo que desean y ofrece el mercado. Existe un punto muy importante en el viaje digital del consumidor o un mapeo del recorrido -Consumer journey- pues estamos bregando con consumidores cada vez más empoderados. Ahora más que nunca antes debemos dejarle claro que él, uno a uno y de manera personal, es el centro de todos nuestros esfuerzos. Se trata de descubrir el momento correcto, el mensaje correcto y el canal o soporte correcto.
Encuentre el lugar común entre sus objetivos de marca y los del consumidor para hablar en el mismo idioma. Haga una lista de los momentos en que los vendedores interactúan con los clientes. Detecte los momentos en que la navegación del cliente en el proceso de compra es compleja. Pregúntate ¿Todo fluyó bien y recibiste la ayuda necesaria justo a tiempo? Diagrame el mapa o ruta del cliente que desea comprar al menos una vez cada año.
Vamos a entender por el viaje digital del consumidor a la forma en cómo interactúa su cliente con su marca, qué pasos sigue desde que la conoce hasta que adquiere el producto y se convierte en un cliente fiel y leal.
El viaje ideal va a formarse por cuatro etapas. Estas 4 etapas del viaje construyen un -funnel de ventas- embudo de ventas, cruzar este embudo de ventas inicia con muchos prospectos (persona o compañía que ha mostrado interés en lo que usted ofrece) y sólo lo terminan unos pocos. En algunos casos el prospecto te descubre gracias a que recibió un impacto de tu publicidad, se expuso al mensaje de tu publicidad. También se informó a través de las redes sociales, y llegó a teclear el nombre de la marca para llegar al sitio web y comprar en línea. Dicho de otra manera, te descubren, te toman en consideración, te compran y si quedan plenamente satisfechos te recomiendan.
De manera concreta las 4 etapas son: Conocimiento, consideración, preferencia, acción de compra y fidelización. Mire Usted el embudo de ventas a través de un sencillo caso hipotético:Vamos a tomar algunos "números alegres" para crear un modelo y a extraer la tasa de conversión, o lo que es lo mismo, cuantos clientes logras captar desde el total de las visitas recibidas. Si tienes 600 visitas diarias y 60 personas piden un presupuesto o una cotización, significa que tendrás 60 leads, y una tasa de conversión del 10% (Sería un caso muy favorable cuando un rango común está entre un 1% y un 5%).

Qué estés bien,






18 abril 2020

Las nuevas alarmas del cambio.


Auditorio sediento de noticias.
Los cambios deben abonar para nuestro bienestar, los cambios son para bien, son para mejorar.
Cada vez que esté bajo nuestro control, el realizar cambios, los debemos hacer para mejorar el estado actual o anterior, el cambio sirve dar un salto a un escenario positivo, uno que está más alto.
El cambio es la única cosa segura y constante, todo el tiempo nos enfrentamos a constantes cambios de todo tipo. El cambio provoca que nos mantengamos en alerta, atentos, expectantes, nos mantiene al pendiente, vivos, abusados, buzos, chivas, pilas, etc.
El mayor agente de cambio se llama la muerte. Todos le tememos, sentimos feo al nomás pensar en ella. Es un paso a lo desconocido, y eso nos aterra. Además, la muerte, está asociada a la sorpresa, y la incertidumbre. Un día llegará de pronto y no vamos a estar preparados. Llegará sin avisar, ni pedir permiso, solamente se deja ir, y terminó. La muerte le abre el paso y espacio a la novedad, a lo nuevo, a la siguiente generación de humanos.
Lo único que hay seguro después del momento de nuestro nacimiento es la certeza de que vamos a morir. Un buen día moriremos, y volveremos a la tierra, de donde fuimos formados. Al menos el empaque, el cuerpo.
Estructura del nuevo coronavirus.
En el último trimestre del año 2019, en Asia dio inicio una enfermedad desconocida, una neumonía atípica; nuestras defensas, hablo de nuestro sistema inmunológico, y también de nuestros conocimientos no la reconocen, y como no sabemos nada, tampoco sabemos como atacarla para defendernos de manera eficiente.
Mapa de Wuhan, en Hubei, China. 
Así que por ahora -COVID-19- tiene la ventaja a su favor. Pero, eso cambiará cuando tengamos el conocimiento suficiente para evitar la infección solamente a través de nuestro sistema inumonológico, y para ofrecer un tratamiento eficaz para sanar a los ya infectados con el nuevo coronavirus. Lo de la vacuna, pudiera ser un escenario a futuro entre 18 a 24 meses más adelante, como mínimo. 
Esta vez se trata de una mutación de otro coronavirus (SARS) que había pasado también de una especie animal (murciélago) a los humanos y cuya epidemia se logró controlar entre los años 2002 a 2004. Este nuevo coronavirus (SARS-Co-2) también tuvo su origen en China (Wuhan, Hubei), todavía no está claro si en el Mercado Mayorista de Mariscos del Sur de China de Wuhan, o un laboratorio, o si fue agosto o diciembre del año 2019. Lo curioso, es que tenemos la versión oficial de la OMS que asegura se trata de un virus no artificial, que se originó en los murciélagos, y que luego saltó a una segunda especie desconocida (animal hospedador intermediario), para finalmente volver a saltar a los humanos, y que después éste se pasa de un humano a otro (confirmado el 20 de enero de 2020). Oficialmente China asegura que 27 casos de neumonía atípica dieron la alarma a su sistema de salud el 31 de diciembre de 2019, el confinamiento y las restricciones sociales inician el 22 de enero en Wuhan, China. El genetista molecular de la Universidad Johns Hopkinns -Peter Thielen- ha informado a medios internacionales que solo se han observado de cuatro a diez diferencias genéticas -mutaciones- entre las cepas que han infectado a la población en Estados Unidos y el virus original que se propagó en Wuhan. Algo que se considera normal dado las fallas entre la reproducción de su ARN. En tiempo record se logró la hazaña científica de identificar este virus, el 17 de noviembre 2019 fue identificado el virus y el 12 de enero de 2020 desde China se comparte su secuencia genética.

Además de la futura vacuna, existe la opción de esperar que la infección afecte al 60% de la población mundial para poder decir que se ha inmunizado el rebaño. Pero, hasta esta fecha el tema de adquirir inmunidad o no, queda en pausa, se presume que solo se generarán anticuerpos, más no la inmunización a segundos o terceros contagios.
Mientras ambas cosas se dan, debemos mantener algunas medidas simples, pero complejas; quedarnos en casa separados del resto de la sociedad en lo que llamamos distanciamiento social, lavar con jabón y agua las manos frecuentemente, cubrir las mucosas de nuestro rostro: Boca, nariz y ojos, y mantener limpio nuestro entorno. Son muchas las personas en el mundo que están conscientes del riesgo que representa esta nueva emergencia sanitaria internacional. Pasaremos a vivir una nueva normalidad, este mundo sufrirá muchos cambios. Nada volverá a ser como era antes del confinamiento en casa.

El drama informativo del nuevo coronavirus. La cantidad de muertes que ha dejado a su paso, se ha convertido en la noticia de mayor interés por varias semanas o meses, se le considera una señal de alarma a la que no podemos dejar de ver. Cada tarde o noche nos acercamos curiosos a los informativos de la televisión e internet para ser testigos de la nueva cifra que en tiempo real publica la Universidad Johns Hopkinns (146,198 muertes a esta fecha). Ese número que nos enfría el aliento, y nos pone la piel de gallina cada noche de esta pandemia. Luego de conocer "la nueva cifra" de fallecidos en este día -otra vez- nos sentimos mal, pues el avance de la infección del nuevo coronavirus, todavía, no muestra señales de llegar a su pico máximo para empezar a bajar. Este temor generalizado a ser infectados, a no lograr un espacio para ser ingresados a tiempo en un centro hospitalario y obtener atención profesional, y finalmente a perder la vida es lo que ha justificado ante la comunidad global a renunciar "voluntariamente" a nuestras libertades, a las enormes perdidas de puestos de trabajo, a limitar la posibilidad de reunirnos en eventos políticos, culturales, deportivos y religiosos, a un debilitamiento gradual de la economía, a la perdida de valor de muchas actividades económicas no esenciales, a una mayor dependencia de las TICs y del internet, a una adaptación abrupta de la educación presencial a la educación mediatizada en cualquiera de sus formas, a la banca en línea, y al gobierno electrónico.
Cada día se repite, sin importar si se trata de una fecha de celebración o descanso, o de un día de teletrabajo (trabajar desde tu casa en línea) recibimos una nueva versión actualizada de la cifra con las muertes diarias, totales, regionales o nacionales. Las muertes de casos confirmados por COVID-19 de cada país, sobre todo la cifra de las ciudades llamadas "epicentro de la pandemia" son impresionantes, y muchas veces abrumadoras. Muchos médicos que atienden el primer frente de batalla están lidiando además, con la depresión a causa de las muchas bajas. La nueva cifra exacta, completa o no, nos vuelve a encender la alarma. Necesitamos un tratamiento eficaz y una vacuna efectiva. La cifra final podrá o no ser confiable, a falta de suficientes pruebas de laboratorio que confirmen con certeza la causa, pero esta incertidumbre es parte de la crisis misma, y por la falta de preparación de los sistemas sanitarios más avanzados y desarrollados, se entiende que tal vez nunca sepamos cuantas víctimas cayeron. 
La agenda de investigación de los medios informativos ha pasado a estar gobernada en su mayor parte por la emergencia sanitaria. Entrevistas a expertos en epidemiología, expertos en salud pública, expertos en seguridad ciudadana, expertos en seguridad, empresarios que buscan reactivar sus operaciones, pacientes recuperados, comentaristas que analizan las cifras oficiales y generan proyecciones del futuro inmediato, comentaristas que analizan la gestión y respuesta de las autoridades a cargo de la emergencia. Lo que no es parte destacada de la investigación, ni del seguimiento de los comunicadores sociales, ni de los titulares de los informativos en un país históricamente marcado por una trayectoria destacada en prácticas oscuras de corrupción y de desvío de fondos públicos a manos particulares de familiares y amigos del grupo en el poder; donaciones de la solidaridad internacional, prestamos internacionales, sobre valoración de compras para insumos de la emergencia, las prácticas disfuncionales de la fiscalía del MP que no inicia ni termina de cumplir su función -misión- social, las leyes -nuevas y antiguas- que no han llevado a los corruptos a pagar por sus actos deshonestos de la administración pública en décadas.
La información dominante mantendrá su actual configuración monotemática; COVID-19, de los últimos meses vividos, y de los que vendrán. Pero curiosamente, hay peores cifras, peores enfermedades, peores crisis sanitarias y humanitarias todas mudas, cubiertas con silencio voluntario, enormes elefantes dentro de la habitación que producen mayor dolor, más muertes, mayor daño social. Toda esta enorme cantidad abrumadora de datos de fallecidos sirve para justificar los cambios que han de asumirse en nombre de la pre-aceptada nueva realidad. Todo ésto forma la perfecta cortina para construir nuevas alianzas, cambio repentino de reglas, nuevos grupos, nuevos socios, nuevas guerras frías, nuevas crisis geo políticas.
La "big pharma" (EUA, Europa y China) como se ha venido a llamar a la élite de la industria farmacéutica global trabajan día y noche por lograr la vacuna, es un tema de ser el primero, es un tema de conquistar un mercado y sacar al resto del juego. Así como el tratamiento que salve al mercado global de la pandemia, es una oportunidad única en un injusto escenario dominado por patentes y el monopolio de moléculas. Con toda la abrumadora difusión de la cultura del temor a la muerte, se asegura que los gobiernos responsables, y los particulares se entregaran -recursos financieros- de nueva cuenta y voluntariamente a las farmacéuticas para asegurar vacunar y tratar a sus pueblos. 
Jinete apocalíptico
Algunas regiones del mundo mantienen en simultaneo dos o más frentes o crisis; la pandemia por COVID-19 y la epidemia de dengue que había llegado mucho antes. Otras regiones enfrentan la pobreza extrema crónica junto al hambre, y ahora además, la pandemia del nuevo coronavirus, a otras regiones la guerra civil y el virus SARS-Co-2, a otros se les juntaron la injusticia social y el abandono crónico de las instituciones sanitarias con este nuevo coronavirus, a muchos otros el cambio climático y la sequía. Pero la mayoría de estos jinetes apocalípticos solo cabalgaban en modo de silencio selectivo, y no se escuchaban sus alarmas.

Foto satélital de los incendios forestales de abril en nuestra región del mundo.
Las otras cifras en tinta gris pálido que también deberíamos conocer, y sobre todo que no debes ignorar si no vives en China, Europa o los Estados Unidos de América. Se trata de cifras -involuntariamente silenciosas- pero muchas veces más impactantes:
Durante los primeros cuatro meses que han pasado del presente año 2020 de la era común el hambre y las enfermedades relacionadas con ésta, han dejado una estela de 2 millones 667 mil 602 personas muertas. En los últimos años el promedio de muertes anuales relacionadas al hambre son de 9 millones de humanos, no vemos una noticia de última hora (breaking news) irrumpiendo nuestros momentos de plácido ocio para informar de éstas. Nadie parece escuchar, ni tomar acciones, no generan empatía. No se enciende ninguna alarma. Hoy por la noche, una de cada 9 personas en el planeta ira a dormir con hambre, con su estomago vacío.
Mientras, en el otro extremo la obesidad matará a 4.72 millones de personas en este mismo año. Hoy tenemos 800 millones personas obesas, y 822 millones de personas que padecen hambre. Las muertes infantiles relacionadas a la pobreza, hasta este cuarto mes del año, han sido de 1'846,159 de niños menores de 15 años. ¿Escuchas algo? Todavía no suenan las alarmas. (Fuente)
Durante el año recién pasado 2019, en nuestra región del mundo -América- se notificaron 3,139,335 casos de dengue grave confirmados, está alarmante cifra incluye a 1,538 personas muertas infectadas por el arbovirus DEN-1, DEN-2, DEN-3, DEN-4, y DEN-5.
En Honduras -en el año 2019- se confirmaron 112,708 nuevos casos, de éstas 180 hondureños murieron.
Arbovirus DEN inmaduro.
En este año 2020, ya tenemos 11,460 casos confirmados y 9 personas más han muerto por el virus del dengue hemorrágico, la mayoría de las veces asociado a problemas con la escasez de agua potable. La cifra mundial de casos, hasta ahora es de 1'221,495 casos confirmados, y 549 muertes en el mundo por el virus del dengue.
En 2012, el cáncer se llevó a 8.2 millones de personas solo en ese año. Hace dos años 9.6 millones de personas murieron en 2018 por causa del cáncer.
En la mitad del año 2019 la población mundial infectada con el virus del VIH sobrepasó a los 24 millones, afectando sobre todo a mujeres en edad reproductiva, el total de personas infectadas por VIH-SIDA que habían muerto hasta 2019 es de 32 millones en 40 años de la epidemia.
Las personas que fallecen por accidentes de tránsito en carros o coches ascienden a 1.35 millones cada 12 meses, el año 2019 en Honduras la cifra fatal fue de 1,407, y de 1,604 hondureños muertos en el año 2018.
Las enfermedades cardiovasculares llevaron a la muerte a 17.5 millones de personas en el año 2012. Solamente en Honduras representan la segunda causa de muerte, y más de 1.5 millones de hondureños las padecen.  Durante el mes de enero se registró 269 muertes violentas, 112 personas muertas hasta el 11 de febrero de 2020. El año pasado (2019) el registro de muertes violentas cerró en 3,996 seres humanos víctimas fatales de la violencia en Honduras.
El cuerpo humano es el anfitrión de cerca de 60 billones (millones de millones) de virus. NOTA: Las cifras antes mencionadas pudieran variar según las fuentes, y las fechas de consulta.

Seguramente hace 5 minutos no sabías nada de ésto. Vivimos en un mundo complejo lleno de retos, desafíos que no son ni pocos, ni pequeños. Por alguna extraña razón estas cifras no siempre están visibles, y no siempre suenan las alarmas ante nuestra consciencia. Como esta pandemia por COVID-19 y los medios de comunicación en su interacción y dinámica diaria nos ha enseñado, no siempre se obtienen las cifras correctas a la velocidad deseada. Pero aquí veo una increíble oportunidad para esta generación de nuevos auditorios altamente demandantes, exijamos a nuestros informativos que además del valor de las divisas, el combustible fósil, y el nivel del agua en las represas. A diario se nos diga como avanzan esas otras cifras silentes, más impactantes y alarmantes, y sobre todo más antiguas.

La población de la tierra se estima
en 7,700 millones de seres humanos. 
No sientas presión por el desconocimiento y la indiferencia, pero hay siete mil setecientos millones de personas hoy esperando a que hagas algo importante y valioso que cambie a tu mundo. Crisis también significa oportunidad.  Este mundo, como tú lo conocías ya pasó, ya todo cambió, bienvenidos a nuestra nueva normalidad. ¿Y tú cuando vas a cambiar?


01 abril 2020

Zoë Mozert y sus pin up girls

Alice Adeline Moser trabajando con pasteles en su estudio.
El 27 de abril de 1907 nació la hija mayor del ingeniero mecánico de origen alemán, Fred William Moser, en Colorado Springs, Colorado. La madre de la niña era originaria de Ohio y se llamaba Jessie Mable Hatfield, ambos se habían casado en 1906. Fue nombrada al nacer Alice Adeline Moser, nombre que le seguiría hasta 1934, cuando ella misma lo cambiaría legalmente por Zoë Mozert. El apellido alemán de su abuelo era Motzar, pero al emigrar a los Estados Unidos lo cambió por Moser.
Newark, Ohio -1914- sería su siguiente parada en su viaje por los Estados Unidos. Su padre fundó allá un negocio familiar Moser Pattern & Foundry Co. vivían en el número 108 Linden Avenue. En 1915 nació su hermana Helen, y en 1916 su hermano Bruce. Sus primeras clases de arte las va a tomar en LaFrance Art School al terminar la escuela secundaria. En 1921 se mudaron a Pensilvania, allí su padre creó y patentó un sistema de ventilación para las estufas de hierro fundido, entonces las buenas condiciones económicas de la familia le permitieron estudiar en un internado en la Waynesbro, Virginia.
Alice Adeline Moser
Desde allí -en 1925- pasaría a estudiar arte en la Escuela de Arte de Industrial del Museo de Filadelfia, hasta el año de 1928. Su carrera artística va a a iniciar en 1927 mientras trabajó para la Pittsburgh Plate Glass Company.
Modelo en directo en el estudio (Modelo: Jane Rusell).


Ilustración al pastel de Jane Rusell.
Fue en 1932, que emprendería su aventura profesional hasta la gran manzana -N.Y.C.- buscaría una oportunidad como ilustrador autónomo -freelancer- para la industria editorial de revistas y calendarios de pared. Un año más tarde obtuvo una beca para seguir estudiando en el Art Students League.

Entre los años 1934 y 37, diseñó e ilustró varias portadas para Smart Love stories, Love Revels y para la Night Life Tales. Luego vendría su primera oportunidad de tiempo completo ilustrando para la Fawcett Publications, la editorial de True Confessions. Gracias a este nuevo empleo, logró mucha notoriedad como pintora e ilustradora. La Paramount Pictures le invitó a ilustrar el póster de True Confession, protagonizada por Carole Lombard.
Por su estilo de pintura al pastel se le considera discípula de Rolf Armstrong, mientras era estudiante fue alumna y modelo para Howard Pyle. Cuando ella ilustraba prefería observar en directo a sus modelos en el estudio. En otros casos utilizaba espejos y cámaras donde ella misma se modelaba.
Zoë Mozert modela para Earl Moran.


Hollywood la recibió en 1934, allí colaboró como asesor de arte para Warner BrothersEn 1941, Brown & Bigelow, adquiere uno de sus cuadros de desnudo femenino.


El 19 de febrero de 1940 se embarcó rumbo a Buenos Aires, Argentina. Al poco tiempo de este viaje y a su regreso sería contratada por ellos con exclusividad artística por 15 años. Aquí en B&B en el periodo de la II guerra mundial pintó la serie de pin up girls llamada Victory Girls, usada en calendarios y otros productos de la editorial.



The Outlaw, del año 1943, Zoë Mozert ilustró el póster para esta película protagonizada por Jane Rusell y Jack Buetel.
En el año 1946, ilustró el póster publicitario para Calendar Girl, con el tema de la chica Gibson.
Ya para el año 1950, su fama la colocaría entre los primeros 4 pintores de pin ups girls de esa época.





Su viaje por todo Estados Unidos terminaría en el año de 1978, cuando se instala en Sedona, Arizona a las afueras del pueblo de Schnebly Hill Road. Allí falleció el 1 de febrero de 1993, a sus 85 años.

Que estés bien,


El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos en Facebook.

01 marzo 2020

El paisaje, consejos para fotógrafos.

Otra vez me han dado ganas de visitar París, la ciudad luz. No que ya lo haya hecho, pero sigue estando en mi lista de deseos, solo que nuevamente me dieron ganas de ir a tomar fotos por allí.
¿Cuantas veces has deseado salir -cámara en mano- a un lugar de tu agrado para recoger algunas postales hechas por ti mismo a una localización que te resulta atractiva y deseable. No la podrás conquistar ni poseer, pero la podrás llevar para siempre entre tus recuerdos gracias a unas buenas fotografías de paisaje. Si deseas desarrollar esta habilidad descubrirás que debes ser paciente, y ser un buen observador; ver lo que los demás no vieron al pasar por allí. Muchas increíbles imágenes son el resultado de regresar a una ubicación una y otra vez hasta que tenga las mejores condiciones posibles. Mientras observamos un paisaje con nuestros propios ojos -los ojos y el cerebro-poseen la capacidad de ignorar todo, excepto los detalles más atractivos. Las lentes y los sensores digitales no pueden hacer ésto por sí mismos. Ellos necesitan un poco de nuestra ayuda.
Paciencia y observación
La fotografía de paisajes consiste en la representación de un gran espacio natural o de una parte específica de un país. Nos muestra espacios dentro del mundo, a veces vastos e interminables, pero otras veces lugares microscópicos. Las fotografías de paisajes generalmente capturan la presencia de la naturaleza, pero también pueden enfocarse en características hechas por el hombre o alteraciones de los paisajes.
A unos pocos meses de su lanzamiento público, la fotografía, el óptico fracés  Nöel Lerebuors organizó y envió a un equipo de fotógrafos por todo el mundo a fin de captar imágenes y construir la colección de 114 paisajes de Excursiones daguerrianas(Excursions Daguerriennes, représentant les vues et les monuments les plus remarquables du globe). La primera imagen hecha como un daguerrotipo era un paisaje rural que se llamó "Vista desde la ventana de Gras" elaborada por Nicéphore Niepce en 1826.
Vista desde la ventana de Gras
De manera que hoy vamos a platicar de un tema, que en sí mismo, es una constante que inspira a muchos, y al que casi nadie puede resistirse. Hay varios tipos de fotografía paisajista. Vamos a distinguir algunos tipos de ésta, y debemos empezar por uno de los mayores representantes del paisaje.
Paisaje romántico: Es probablemente el estilo más practicado. Se basa en fotografías en las que se suele introducir una cierta cantidad de difuminado y una iluminación posterior. También es muy habitual la utilización de un ISO alto, y un enfoque poco profundo. Uno de los principales fotógrafos de este estilo fue Ansel Easton Adams (1902-1984), con una amplia obra y grandes aportes técnicos a este tipo de registro fotográfico. Fundó la asociación fotográfica Grupo f/64 junto con otros maestros entre ellos Edward Weston, Willard Van Dyke, Imogen Cunningham, y creó el sistema de zonas.
Paisaje descriptivo: No tiene tantos elementos concretos como el estilo romántico. Lo que más destaca de este tipo de fotografía de paisajes es una cuidada composición y una atención extrema al detalle. Se caracteriza por no incluir ningún tipo de manipulación de forma que se registre la realidad de la forma más fiel posible. Pertenece al campo de la fotografía sin ningún tipo de artificio (Directa), en el que destaca la labor de Edward Weston (1886-1958). Weston acudía a las bases de la Fotografía Directa. Los fotógrafos que siguieron esta nueva tendencia capturaban imágenes en exteriores con breves tiempos de exposición. Además permitían que sus modelos posasen por sí mismos, a diferencia de las forzadas posturas de la fotografía pictorialista. En estas fotografías no había intervenciones en el laboratorio, revelado, ni a nivel compositivo. Siempre debía visualizarse previamente el resultado final, se suma a f/64 comienza a trabajar también con una serie de técnicas que eran obligatorias para todos sus integrantes. Se formuló una estética de fotografía nítida enfocada en cada detalle impreso por contacto en papel brillante, blanco y negro, para finalmente ser montada en una superficie blanca. La fotografía debía de ser exclusivamente de la realidad y no debía estar manipulada de ninguna manera. En sus fotografías, los artistas de f/64 buscaban amplia profundidad de campo y realismo, además prestaban especial atención al control de las zonas.
Estilo gráfico/abstracto: Se trata de un estilo en el que se intenta reducir el paisaje a algo simple, llegando incluso en ocasiones al minimalismo. Consiste en extraer la esencia gráfica de una escena de la mejor forma posible. Se precisa de cierta pericia visual para conseguir buenas fotografías de paisajes gráfico/abstractas.
Paisaje ambiental: Surge como método de protesta contra la degradación del medio ambiente a causa de la contaminación. Esta se basa principalmente por los aportes de las sociedades Sierra Club y Audubon Society, en cuyas publicaciones encontramos fotografías de paisajes de una gran belleza, que se utilizan para hacer pensar sobre la posibilidad de que algo así se pierda. Existe una variante, en la que se muestran paisajes desolados, destruidos a causa de la contaminación o de la acción humana. Uno de los máximos exponentes ha sido Robert Adams (1937-). Una de sus series más conocidas aparecen publicadas en el año de 1974 con el título The New West: Landscapes along the Colorado Front Rage (El nuevo Oeste: Paisajes a lo largo del Colorado Front Rage).
Paisaje controlado: Los paisajes urbanos normalmente se fotografían iluminados por fuentes de luz natural. En este tipo de paisaje, se suelen fotografiar con fuentes de luz artificiales por lo que frecuentemente se realizan las tomas de noche.
Otros especialistas en paisajes, hablan de subtemas dentro de la fotografía paisajista; montaña, mar, zonas áridas, zonas de tierra húmeda, estaciones del año, día soleado, día nublado, día lluvioso, amanecer, atardecer, nocturno, etc. Algunas cosas que hay que tener en mente siempre, como las reglas de composición visual que organizarán la historia que estás a punto de narrar. La ley de los tercios, la zona áurea, la simetría, la curva de la belleza, entre otras. Cuida la profundidad de campo, la nitidez de la imagen y el sweet spot.
Crepúsculos. La calidad de la luz del sol tendrá variaciones a los largo del día, el tono dominante de la luz va a variar en la medida que avanza el día. La luz del final de la madrugada, esa luz -que temerosa surge- antes que veamos el sol sobre el horizonte lo llamamos el crepúsculo náutico, y seguido de ésta viene la hora azul, en nuestra zona del mundo tiene una duración de cerca de 8 minutos, y es seguida de la hora dorada que dura cerca de 40 minutos, incluido el amanecer, esto no es constante, va a variar todo el año. Por las tardes, cuando ya se acerca la noche volveremos a experimentar una nueva hora dorada antes que el sol se oculte bajo el horizonte, y dura cerca de 30 minutos incluido el atardecer. Mientras la hora azul del atardecer viene a tener una duración de menos de 10 minutos. La hora azul posee una dominante de tono frió, mientras la hora dorada tiene una dominante de tono cálido. Prueba -colocando el balance de blancos WB en 5500K- así las dominantes van a sobresalir, dramatizando los tonos buscados. Si lo que gustas es de la precisión al máximo te comparto un listado más completo, en base a la inclinación del sol con respecto al horizonte:

Durante el amanecer civil tenemos:
Amanecer (de -18º a 0º)
Amanecer astronómico (de -18º a -12º)
Amanecer náutico (de -12º a -6º)
Amanecer civil (de -6º a 0º)

Durante el amanecer civil tenemos:
Hora azul (de -6º a -4º)
Hora dorada (de -4º a 6º)
Día (por encima de 6º)
Anochecer (de 0º a -18º)
Anochecer civil (de 0º a -6º)

Durante el anochecer civil tenemos:
Hora dorada (de 6º a -4º)
Hora azul (de -4º a -6º)
Anochecer náutico (de -6º a -12º)
Anochecer astronómico (de -12º a -18º)
Noche (por debajo de -18º)

Scouting: Selecciona un día, una hora y comprueba "el tiempo" con alguna aplicación de tu teléfono, para tomar tus fotografías. Usa el GPS (Google maps) para guardar la localización de tus sitios favoritos. Resulta muy común que vayas caminando por algún lugar y descubras paisajes maravillosos para fotografiar, pero justo ese día no llevas contigo el equipo fotográfico. No pasa nada. El GPS será una herramienta muy valiosa, a partir de ahora.
Durante las mañanas tenemos -generalmente- presión atmosférica alta, ésto favorece el hecho de que no haya nubes ni lluvia. Después de que el sol calienta la atmósfera, tendremos algo de baja presión, y podrán llegar nubes y también caer lluvia. Selecciona bien el mejor horario para tus fotos. En las mañana el sol iluminará tu paisaje de este a oeste, y por las tardes de oeste a este. Al mediodía el sol estará sobre tu cabeza y caerá perpendicularmente.



El equipo fotográfico: Cámara, trípode, filtros degradados o de densidad neutral, mochila (sin logotipos de marcas de fotografía, por seguridad) son algunas de las cosas básicas. Un día antes de tu salida recarga la batería de la cámara para tenerla llena de energía. Recordad que las fotografías de larga exposición y, más aún, cuando son nocturnas consumen mucho la batería, trípode liviano y portable.

Otros: Una gorra, calzado para exterior, cuerda, navaja, encendedor, lámpara de mano.

Para que el cielo muestre suficiente luminosidad y variaciones de tonos, utiliza una sensibilidad de ISO 400, o si su cámara es Full Frame de gama alta pruebe con ISO:1200 evitando captar ruido digital.

El tipo de archivo que mejor viene en estos proyectos es el archivo crudo o archivo RAW.


Debes tener siempre algún propósito en mente, sin importar que este cambie ante una increíble oportunidad no esperada. Toda buena foto debe tener un centro de interés. Selecciona uno dentro de tu paisaje. Puede ser la cumbre de una montaña, una roca, un árbol, una silueta, algo que ayuda a narrar una historia. En las fotos de paisajes, el fondo sí importa, y mucho. Observa sobre tu cabeza -analiza el cielo- es otro de los puntos de interés a considerar a la hora de organizar la composición visual de nuestra próxima foto.


Las líneas -y sus significados- son un recurso compositivo que nos permite guiar la mirada del observador de la foto, marcando el recorrido que deben hacer para ver la imagen. Gracias a las líneas diagonales que se reúnen en un mismo punto podemos dar a la imagen la sensación de profundidad y destacar la escala, el tamaño, y hasta ser el centro de interés de la fotografía.


La línea del horizonte. Aunque el paisaje parezca algo estático, es muy importante saber leer y capturar su movimiento que se pueda producir a nuestro alrededor puede añadir a la imagen sentimiento o drama, y crear en sí mismo un centro de interés.
El sujeto del paisaje bien pudiera ser el agua con movimiento, el bosque, las llanuras y praderas, desiertos, las costas y playas, y las montañas o cordilleras.
El centro de interés. Bien puede ser un tronco de árbol ligeramente diferente, un camino sinuoso o un toque de color en un árbol frutal, sea lo que sea, organiza la composición de tal manera que conduzcas al espectador hasta allí. Busca rayos de luz que penetren entre las hojas y ramas o un punto en el suelo del bosque directamente iluminado por el sol. Observa cuidadosamente los reflejos en el agua. Puedes aprovechar algunos reflejos para mejorar la imagen; los colores de las hojas de otoño reflejadas, verifica que no sean un distractor. Es posible que tengas que moverse un poco para incluirlos o eliminarlos, o regresar cuando el sol esté en otra posición. Usa filtro polarizador para eliminar parte de la reflexión y aumentar el contraste; gíralo hasta que tenga el efecto que desea. Al igual que cada bosque, cada llanura tiene su propia personalidad, así que busca hasta encontrar un ángulo y una composición que lo reflejen. Mientras observas, medita en ésto ¿Cuál es la característica más importante de este lugar en particular? Piensa en el cielo ¿Quieres mucho o un poco cielo? Un cielo azul claro podría reflejar mejor el carácter de una llanura, una tormenta de cerveza otra. Si el cielo es muy importante, coloca el horizonte a lo largo de la tercera división inferior del marco. Si no es así, colócalo a lo largo del tercio superior. Una vez que hayas pensado en ese personaje de la orilla, busca elementos que pueda usar para reforzar la sensación que busca. Las palmeras son un buen marco para una playa tropical; un chorro de agua que se dispara sobre las rocas agrega drama a una accidentada escena costera. Como en el desierto, ten cuidado con la arena. Si hace viento, asegúrese de proteger su cámara y lentes de la arena que sopla. No abra la cámara a menos que se encuentre en un área bien protegida. ¿Son las montañas que estoy fotografiando rugosas o gastadas, amenazadoras o encantadoras? ¿Qué sentimiento percibes de éstas? Busca elementos que refuercen su sentimiento y lo transmitan al espectador. ¿Qué composición, ángulo, luz y clima parecen más apropiados? Busca también los detalles reveladores que reflejan el espíritu de las montañas. Sigue esforzándote, quizá en poco tiempo veamos tus fotografías como portada de alguna prestigiosa revista de geografía o biología.

Te deseo éxitos en tu próximo viaje o foto tour.

Qué estés bien,









El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos en Facebook.