01 febrero 2020

Mejorando la nitidez de mis fotos

Algunas veces, después de tomar algunas fotografías, experimentamos algún sentimiento de frustración o de incomodidad -pues mientras las observamos en la pantalla grande de la computadora, las fotos que más nos habían gustado, aquellas que tenían el mayor potencial de llegar a ser una buena foto se ven no muy claras, no muy limpias, con falta de nitidez.
Es allí cuando descubres que hay que trabajar más en fortalecer el contraste, definir claramente, y asegurar que las cosas estén perfectamente enfocadas.
Revisemos lo que entendemos por enfoque, quiere decir que un objeto está en foco cuando la luz que emite, al pasar por el objetivo, es dirigida hacia el sensor enfocada -o sea- nítida. Al grado de contraste que puedes observar en el límite entre los detalles de la fotografía, que difieren por su luminancia o densidad óptica le llamamos acutancia. Durante su viaje la luz adopta una forma lineal, pero al cruzar por espacios estrechos y pequeños la forma en que viaja la luz cambia a la forma de un cono haciendo difícil definir el foco, al pasar por un diafragma muy cerrado se produce este fenómeno llamado efecto de difracción óptica. Gracias a ésta, la luz no podrá concentrarse en un mismo punto con precisión y no llegará nítida al sensor alojado en el plano focal.

En las prácticas de fotografía, es común y normal utilizar cámaras con objetivos que poseen un diafragma de iris. Esta herramienta permite controlar varios factores importantes; el más destacado es la posibilidad de dosificar la cantidad de luz que vamos a permitir fluir desde el exterior al plano focal donde está el sensor digital de la cámara. También -el diafragma- nos permite acortar o alargar el área de nitidez -profundidad de campo- lo que ayuda al fotógrafo a destacar aquello que será el centro de interés para el observador, o bien para aplicar el tan apreciado efecto bokeh (en japones: desenfoque, mentalmente confuso).
Durante la etapa de diseño de un objetivo, su fabricante utiliza una escala de pasos completos muy conocidos por todos los fotógrafos como números efectivos -f stops en inglés- y que se pueden calcular al dividir la distancia focal del objetivo (milímetros) entre el diámetro efectivo del diafragma (milímetros). En todos los casos la utilización de la escala de pasos completos con números f/, se deben entender como un valor teórico. Ésto nos puede ayudar a entender que en la práctica o en la realidad no será un valor exacto y que dicho objetivo (lente) podría variar entre 1/3 y 2/3 la exactitud de dicho valor en la práctica real. Esta variación la suelen producir la difracción, y la capacidad de absorción y transmisión de la luz de los materiales utilizados. La escala de pasos completos de números f/ no considera estas perdidas. Para la mayoría de los fotógrafos que realizan foto fija ésto no significa ningún problema, pues esta ligera variación se puede corregir muy fácilmente en el pos-proceso de la imagen digital.
Cuando el fotógrafo produce productos audiovisuales como películas o cortometrajes digitales, sí será necesario ocuparse en este factor, pues las variaciones de entre 1/3 y 2/3 de paso completo en la nitidez y luminancia sí afectan la ilusión de continuidad en el momento del montaje o edición. Se hará notorio al trabajar con varías cámaras similares con los mismos valores y diferentes distancia focales, y que nos entregan archivos de vídeo que no hacen matching completo entre éstas a pesar de compartir los mismos valores; incluido el mismo el número efectivo del diafragma.
Una vez construidos los objetivos (lentes) se mide la transferencia de detalles finos de éstos, bien sea valiéndonos de las gráficas de curvas de transferencia de contraste -Modulation Transfer Function- o MTF, o bien de otros métodos tradicionales de mensura como la medición de líneas por milímetro en todas las aperturas de diafragma podremos validar si el objetivo transmitió toda la información desde el exterior al sensor. Bueno, ahora que hemos llegado hasta éste punto te voy a presentar a los números T. Los números T, obtienen su nombre de números de su capacidad de transmisión de luz, se miden luego de construido el objetivo (lente) -éste ya no es un proyecto teórico- y se le aplican algunas pruebas con fotómetros especializados industriales. Al momento de grabar en la parte exterior del anillo de diafragma de iris, no se marcan los valores en pasos completos de números efectivos, ahora se utiliza un valor real; escala de números T. Para lograr los valores de los números T cada fabricante deberá invertir mayor esfuerzo en medir cada objetivo, por ésto los realizadores de cine digital pagan más por juegos de objetivos que poseen similar apertura de diafragma máxima, y así evitan variaciones  de entre 1/3 y 2/3 de pasos de luminancia durante su edición. En la mayoría de los casos hablamos de variaciones de alrededor de 1/3 de paso entre el número f y el número T. 
Busca aquí el objetivo que deseas revisar.
La nitidez tiende a disminuir cuando la apertura del diafragma es pequeña, mientras las aperturas de diafragma intermedias tienden a mejorar la nitidez de la imagen, pues con esto evitamos las alteraciones de las aberraciones ópticas y la difracción. Llegado este momento, vamos a platicar un poco acerca del "sweet spot" que en español es mejor conocido como punto dulce del objetivo. Se trata de las aperturas de diafragma que nos ofrecen la mayor nitidez del objetivo, o donde el trabajo de la óptica es óptimo, o sea el punto más nítido del objetivo.
Para encontrar el sweet spot de cada objetivo sigue los siguientes sencillos pasos:
Hagamos juntos un ejercicio: Lleva tu diafragma a la apertura máxima (podría ser f/1.4), ahora cierra la apertura en 2 o 3 pasos completos. Esto nos lleva hasta f/4.0, y listo, ahora bien evita llegar hasta f/16. Digamos que en este ejemplo nuestro sweet spot andará entre el rango de f/4.0 y f/11. Hay quienes simplifican todo este calculo y recomiendan abiertamente trabajar en el centro de la escala f/8.0. La difracción óptica se hará más notoria en las aperturas de diafragma que están entre f/16 hasta f/64. Ahora podemos decir que las aperturas de diafragma cercanas a los extremos resultan ser las menos nítidas.
Una de las preguntas que nos hacemos en este punto es ¿cómo haremos para evitar que la difracción afecte la nitidez mis proyectos? Vamos a evitar aquellos números efectivos que estén muy cerca de la apertura mínima del diafragma, pero además aquellos que están cerca de la apertura máxima. La difracción se hará más notoria a partir de f/16 y aumenta un poco, cada vez, que nos acercamos a la apertura mínima.

Para nuestro cierre, para mejorar la nitidez de nuestras fotos vamos a hacer lo siguiente:
Busca el sweet spot de tu objetivo. A dos o tres pasos de la apertura máxima del diafragma, hasta antes de llegar a f/16. Así evitas la difracción, y en el otro extremo las aberraciones cromáticas. Te deseo muchos éxitos.

Qué estés bien.













El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos en Facebook.

6 comentarios:

Angélica Bulnes dijo...

La nitidez es algo elemental para nuestras fotos y para lograrlo hay que tener varios elementos en la práctica de la fotografía como ser el obturador y el diafragma, dependiendo como utilizamos estos y los combinamos es la forma de tener mejores resultados.Algo que no sabía y que ahora definitivamente voy a usar es el “sweet spot" o punto dulce del objetivo, que nos ofrecen la mayor nitidez del objetivo.

Carlo Guzman dijo...

Gracias a ese blog, hace mucho tiempo que al iniciar en este mundo de la fotografía tenia la pobre suerte de obtener las fotos desenfadas en el peor momento, pero al leer este pequeño blog, pude ver como la apertura f/16 es uno de loas selecciones mas acetables para tomar una calidad de fotos mas nítidamente aceptable.

(Carlo Guzman)

Anónimo dijo...

(alisson y melanie) algo muy común entre los principiantes en la fotografía es el hecho de no tener control en el enfoque de sus fotos, y un error común es el no aprenderse los pasos del diafragma y el obturador. debemos saber que a mayor apertura, el numero es menor.

Anónimo dijo...

Dentro de la lectura, ambos aprendimos más acerca de cómo funciona el diafragma y acerca del sweet spot. En mi caso, en la clase de fotografía no aprendí muy bien acerca de las funciones del diafragma y qué resultados se podia obtener con el mismo. Con la corta explicación dada en este artículo, sabemos que el diafragma nos es útil para obtener la nitidez que desee y se enfoque en los objetivos planteados en nuestra mente. En cuanto a mi compañera y mi persona, no sabíamos nada acerca del sweet spot (o como tal vez lo podríamos conocer como el "punto 0" o el punto de balance dentro de la regla en la cámara) pero ahora tenemos un buen conocimiento acerca de este concepto.
(Rodrigo Rivas y Rocío Sánchez).

Emily dijo...

Creo que además de refrescar varios términos que estudiamos en clase de fotografía, también aprendimos sobre la técnica sweet spot para poder encontrar el punto perfecto de nitidez para nuestras fotografías, técnica necesaria para aplicar en nuestros futuros proyectos de clase y personales. La nitidez siempre será algo importante para lograr las mejores fotos y ayudarnos en los próximos proyectos. (Alejandra Aguilar y Emily Alfaro)

Anónimo dijo...

Holiiiis, en nuestra opinión este artículo es interesante ya que nos enseñó cosas que antes no sabíamos, por ejemplo el sweet spot y la definición de números T. Ahora ya sabemos que no se puede dar nitidez a una foto solo en post producción, también directamente a la cámara.

(Esther Zúniga & Daniela Rivera)