01 febrero 2019

Regla de los tercios

La ley de tercios nos ayuda a establecer la ley del horizonte.
(Roatán, Islas de la bahía, Honduras)
Si habías escuchado que las reglas existen para ser rotas, te invito a pensarlo dos veces. Antes de intentar romper la regla debes estar absolutamente seguro de dominar ésta a la perfección, y luego después de entender todos sus beneficios, ahora sí prueba a alterarla.
Para empezar vamos a recordar lo que entendemos actualmente por organizar o componer visualmente un proyecto. Será el resultado de ordenar los elementos visuales básicos de la obra de arte para expresar ideas y sentimientos. La selección y la colocación de los elementos en un trabajo visual contribuye a una respuesta del espectador, el proyecto producirá sensaciones de placer para la vista del observador si los elementos que la configuran están dispuestos de manera estéticamente equilibrada. O bien la composición visual supone la organización de los elementos que forman el conjunto de la imagen toda, con el fin de obtener un efecto de unidad y orden.
Organizar armónicamente el todo dentro de un rectángulo es un reto para cada fotógrafo vez tras vez. La relación de aspecto en la fotografía incluye dos partes por tres partes (3:2), y que es lo mismo que a/b=1.5 y organizar en su interior todo lo que deseamos incluir debe meditarse previamente para lograr una composición armónica y compartir un mensaje claro a cada persona que se tome el tiempo de observar y disfrutar.
Relación de aspecto 3:2
El origen más probable de la regla de los tercios puede encontrarse con el pintor inglés Joshua Reynols (1723-1792) que la proponía como regla compositiva a nivel de tratamiento del color, y que poco después en 1797 John Thomas Smith adoptaría ésta como una regla más genérica. Puede que al buscar destacar un elemento lo deseemos colocar en el centro, con la ley de tercios nos alejamos de esta tentación.
La intensión debe ser definida con anticipación. Si deseas que los elementos dentro de la composición muestren una relación de subordinación o de dominio, si buscas explicar como algo es más importante que el resto de elementos que comparten el marco del rectángulo se debe acudir a la regla de tercios o ley de tercios con el fin de facilitar a nuestro sistema de percepción visual organizar partes de una escena de forma más sencilla.
Los 4 puntos fuertes que surgen de las 4 lineas guías.
Básicamente vamos a dividir en nueve rectángulos más pequeños todo el espacio de trabajo. Así nos quedaran tres líneas o renglones con tres columnas.  En el centro quedaran unas líneas cruzadas, éstas definen 4 puntos que suelen recibir el nombre de puntos fuertes, puntos principales, puntos de fuerza, o puntos de interés. Los paisajes, los retratos, los bodegones, las fotos publicitarias y documentales utilizan frecuentemente esta forma de composición visual. Al colocar el elemento principal a uno de estos puntos logramos destacarle sobre el resto, producen mayor satisfacción a la vista que cualquier punto situado en otra zona de la imagen. Para algunos la ley de tercios se trata de una aproximación a la proporción áurea pero mucho más fácil de utilizar, pero está comparación no resulta justificable con un razonamiento geométrico.
Destaca el cielo azul sobre el campo amarillo.
En fotografía de paisajes, cuando la cámara queda en posición horizontal la ley de tercios nos ayudará a colocar el horizonte sobre la línea del primer tercio, o bien sobre la linea del segundo tercio.
El cielo. La ley del horizonte.
De esta manera si el horizonte queda sobre el primer tercio, se le asigna un tercio al paisaje y dos tercios al cielo. Así el cielo se ubica como lo más importante de la composición, y el paisaje como menos importante.
El lago. La ley del horizonte.
En el caso opuesto, colocamos el horizonte sobre el segundo tercio. Así el lago ocupa dos tercios del espacio y el cielo un tercio, en este otro el paisaje se coloca como más importante o destacado que el cielo. Algunos suelen llamar a ésto la Ley del horizonteSu aplicación se extiende a la fotografía, al cine, y bien hasta la pintura. En cualquier caso el elemento que ocupa dos tercios se vuelve el más destacado, y relevante sobre aquel que únicamente ocupa un tercio del espacio. Así rompemos la igualdad o la equidad y definimos un área jerárquicamente dominante sobre la menor.
El cuerpo alineado a la linea guía, y el rostro al punto fuerte.
La ley de tercios también es conocida como la regla de compensación o de oro. Es un procedimiento muy utilizado en diseño gráfico y en publicidad para equilibrar los pesos visuales en los formatos rectangulares. Consiste en dividir el formato en tres partes a lo largo y a lo alto. Las zonas de mayor peso visual se sitúan cerca de las intersecciones de cada división. Sitúe el sujeto en estos puntos de intersección llamados puntos fuertes, en lugar de hacerlo en el eje central del rectángulo. Esto ocasiona un arreglo asimétrico de la imagen, con el polo de máximo interés visual encontrándose relativamente cerca de alguna de las cuatro esquinas del recuadro, y el área central de la gráfica ocupada por elementos secundarios.

En la actualidad muchas cámaras y teléfonos inteligentes han colocado una retícula con este diagrama para ayudarnos a utilizarla con mayor exactitud, logrando excelentes resultados en la composición visual de todos sus elementos.
Cuando trabajamos Retratos, la ley de los tercios nos será muy útil para definir el espacio frente a la mirada de nuestros modelos, así construiremos el aire que dice al observador hacia donde se mira o hacia donde se avanza, algunos le llaman la "Ley de la mirada".
La cadera y espalda alineada a una linea guía.
Ahora podremos organizar mejor nuestras fotografías, dar mejor sentido a nuestra imagen, ser más intencionados a la hora de contar algo al observador.
De qué otras maneras has aplicado efectivamente la regla de los tercios en las fotos que estás tomando a diario con la cámara tu teléfono y con tu cámara.
Qué estés bien.

Mauricio Pineda

El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger. Síguenos también en FB.

No hay comentarios: