02 abril 2018

Productos, fotografía publicitaria.

Estudio de fotografía para productos
¿Recuerda Ud. aquellos años...? Cuando había en casa o en nuestra oficina varios de esos gordos catálogos de papel impresos a todo color que bien parecían directorios telefónicos éstos estaban llenos de miles y miles de fotografías, junto a códigos que servían para pedir vía correo tradicional o fax productos descritos en éstos. Imagina cuanto trabajo hay detrás de una sola fotografía, y todo el trabajo que demanda todo el proyecto de un catalogo anual o de una temporada.
Antes del internet y del comercio electrónico así se construía un catalogo impreso. En nuestra región existan publicaciones -suplementos, insertos- en las páginas interiores de los periódicos con ofertas especiales de los supermercados o insertos de almacenes y demás; todos éstos descansan en la fotografía de productos.
La fotografía de productos -product shot- ha venido a substituir en algunos casos a las ilustraciones en este tipo de productos virtuales en dos dimensiones, que no solo incluyen imágenes fieles sino también en algunos casos información técnica según sea el caso. Cuanto mayor certeza sienta el consumidor sobre su capacidad de reconocer fielmente el producto que observó virtualmente en un catalogo de papel o pantalla, comparado con aquel que se encuentra en el mueble de exhibición del punto de venta, más confiado se sentirá de llevarlo a casa.
Iluminación para productos.
Actualmente el desarrollo de las campañas BTL y el Internet han creado una gran demanda de fotografías que apoyen la visualización de los productos ofrecidos para que éstos sean fácilmente reconocidos por los consumidores, además la publicación periódica de catálogos de productos de temporada, descuentos, lanzamientos de campañas, relanzamientos y demás suelen ir apoyados visualmente a través de fotografías que muestren de manera convincente lo que vamos a encontrarnos en los puntos de venta. De allí que exista actualmente una gran oferta de fotografías digitalizadas disponibles ya con todo y derechos de publicación y aplicaciones de Internet, acudir a estas es como buscar un traje en un almacén, nunca quedará igual de bien como uno hecho a la medida.
Lo anterior muestra de alguna manera que para el comprador final la fotografía de los productos o product shot resulta vital a la hora de tomar decisiones sobre el producto o servicio a elegir para satisfacer una necesidad dentro de todas las opciones que dispone el mercado. Este tipo de fotografías se concentran en contestar la pregunta ¿qué es esto? Las fotos de productos se pueden separar en dos grupos importantes; los Product Shot donde el producto se muestra tal cual será hallado en los supermercados, farmacias, tiendas especializadas u otras, y las fotos que muestran al producto o servicio en pleno uso o mostrando la manera en que nos beneficiaran o nos harán disfrutarlos; a estos se les llama fotografía de Dispersión Creativa o de producto en uso.


Product shot para catalogo de productos.
Es como mostrar al súper héroe de un comic cuando hace su brillante aparición en el momento crucial de la historia y éste aparece mostrando en una pose su fortaleza, sus cualidades, sus colores identificativos, su vestuario único, invitando o retando a ser provocado para entrar en acción. Aunque esto pareciera algo exagerado, de alguna manera nos permite ver una visón que deberíamos recordar al momento de presentar la imagen de un satisfactor a los futuros consumidores; el producto vive en el escenario de lo aspiracional, vive en el mundo de los anhelos y de los ideales, y es allí donde debe confirmar que éste está, en otras palabras debemos mostrar que es algo de otro mundo, debe despertar deseos y motivar o activar las necesidades latentes y pasivas que llevamos dentro. No perdamos de vista a los empaques primarios y secundarios, pues deberemos tratar de mostrarlos para que sean rápidamente reconocidos y evitar cualquier instante de duda o confusión. En aquellos casos que el mismo envase o empaque limiten la visibilidad del contenido deberemos optar por mostrarlo. Además de la mera clasificación de la fotografía de productos, deberemos prestar atención a varias condiciones técnicas muy relacionadas al Product Shot; la iluminación, las texturas, la óptica del objetivo, la temperatura del ambiente, el color y textura de fondo, etcétera. 
Si vas a utilizar el producto real durante la producción, trata de seleccionar productos perfectos, que no tengan ningún error visible que pueda ser captado por la cámara, otra opción será usar substitutos.

Maquetas: (dummies, mock‐up) Son substitutos o reemplazos de productos reales que suelen usarse durante la producción de la fotografía, son copias o replicas tridimensionales, son muy semejantes a los productos reales. Suelen resolver limitaciones que el producto real presenta durante la sesión de fotografía como sus proporciones con respecto al entorno o bien para lograr mostrar detalles importantes en mayor escala, o para resolver problemas de textura o de limitaciones de los materiales del producto ante la temperatura de las luces o del clima de trabajo, o simplemente sustituir vidrio y cristal con algún tipo de material plástico que resista a las exigencias de producción. Como Ud. puede ver que resuelven una gran cantidad de obstáculos razón por la que son muy utilizados. Las maquetas se acostumbran a usar para presentar productos que se encuentran en construcción o que todavía están en etapa de diseño y no se ha construido o fabricado una primera pieza todavía. Son muy usadas para representar una población a pequeña escala o para mostrar un nuevo residencial o bien una catástrofe natural, en fin cuando el clima o bien la distancia no permiten hacer una toma de este tipo o simplemente solo existe en la mente de un creativo de la agencia publicitaria.
Bebidas con flujo continuo sobre mesa para productos.
El horizonte. Se trata del limite que separa al cielo y la tierra, es una referencia que es muy importante para que nuestro cerebro procese la escala, la proporción, el tamaño, la distancia o proximidad. Se trata de una sola linea que permite comprender mejor aquello que está delante de nuestros ojos.
Horizonte
Si lo que buscamos es gozar de la completa la atención -corta y escurridiza- del observador y que ésta se fije en el producto como tal, será sabio que la linea del horizonte no distraiga a nuestra atención, para que ésta se enfoque solamente en el packaging de nuestro producto. ¿Cómo hacer, entonces, para que no aparezca el horizonte en nuestra imagen y captar toda la atención? Vamos a utilizar un humilde y genial trozo (pliego) de cartulina Iris para construir un fondo neutro: blanco, gris o negro. Pero también podrán seleccionar algún color que refuerce o que apoye la paleta de color de la etiqueta o bien del empaque. Hay que ser cuidadoso en evitar que el color del empaque y el de la cartulina no sean tan parecidos que tiendan a no definir los bordes del producto, será una mejor decisión procurar un contraste más alto entre los colores.
Fotografía de productos sin linea del horizonte.
La iluminación de productos bien podría resolverse con un esquema básico de luces de relleno (fill) que produzcan sombras suaves, para que éstas no se proyecten en la cartulina, puedes colocar sombrillas blancas para atenuar, sombrillas plateadas rebotadas, o todavía mejor si utilizas unas cajas de luz de tipo soft box. La sombra siempre deberá quedar proyectada en la base para evitar que la cámara la capte. Otra buena manera de resolver será colocar una caja con ventanas traslucidas blancas a los lados y arriba. Vale aclarar que el reflejo-brillo- de las luces no deberá ocultar textos o información importante de las etiquetas.
Ciclorama de tela blanca.
Fondo o ciclorama. El fondo para estos proyectos puede ser la mesa de productos como tal con su lamina blanca semi traslucida, pero si se trata de un producto de mayor tamaño el fondo más frecuente es una bobina de papel Iris que suele tener mayor tamaño, o bien un fondo de tela pintado a mano, un fondo de vinilo mate. Existen muchos materiales con texturas varias que cumplen perfectamente el objetivo de éste. Telas panorámicas de gran tamaño, superficie curvada y color uniforme que está situada en el fondo y en los laterales del escenario de un estudio, debe ocultar el horizonte.
Se recomienda trabajar con una óptica de telefoto corto para asegurar que no habrán aberraciones ópticas que alteren la forma de los productos, ni de los textos de hay en las etiquetas. También será recomendable lograr imágenes con mucha profundidad de campo para que todos los detalles aparezcan bien definidos.
Producto shot con splash de agua en un pecera.
Debes ser muy cuidadoso al momento de alinear los bordes verticales de tu producto con el marco vertical de tu toma, puedes apoyarte en la plantilla de la ley de tercios o en otra plantilla de cuadricula que la interfaz de tu cámara tenga disponible. De igual forma vigilar atentamente la linea horizontal, y el área de seguridad circundante o aire. Éxitos totales.

Qué estés bien,

Mauricio Pineda


El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger

No hay comentarios: