24 enero 2015

Mi marca profesional personal (Soy mi propia marca)


Marca propia o branding personal.
¿Cómo vender la mejor versión de mi mismo en el mundo laboral? ¿Cómo destacar mis valores y mis virtudes? Una de esas razones era su carrera de vida redactada destacando brevemente aquellos aspectos que los reclutadores y caza talentos suelen buscar y apreciar más. La otra, y es de lo que voy a compartir en las líneas que siguen se trata de construir un packaging apropiado para “envolver” correctamente lo que yo sé hacer bien.
No hablo sólo de alcanzar unas calificaciones sobresalientes en la academia, ésto ayuda mucho de verdad. Hablo de integrar o de reunir junto a los logros académicos, mis talentos naturales con mi buena capacidad de comunicarme, se trata de juntar a mi desarrollada inteligencia emocional, con mi desarrollado sentido común y todo lo que sé hacer bien.
Avatar de Mau Pin (Mauricio Pineda)
Se solía decir -un tiempo atrás- que para dejar una huella perdurable a nuestro paso temporal sobre la tierra un ser humano debería tener un hijo, sembrar o plantar un árbol, y escribir un libro.
El branding personal se viene desarrollando desde hace varios años atrás. El reto que nos plantea está en dejar en la cultura o en la sociedad y en su imaginario colectivo  de ésta una marca adicional, una "huella digital" además de una huella genética y orgánica.
Otros bloggers también se han preguntado ¿Qué eso de la marca personal?
Plantemos un huella digital que seguir
en la InterNet para tu futuro empleador.
Conocer a fondo lo que yo sé hacer bien será la materia prima, aprende a valorar tu experiencia y tus conocimientos, así como tus talentos y tus habilidades, organiza ese amplio caudal de conocimientos adquiridos y coleccionados y documenta ordenadamente, utiliza los canales y soportes disponibles en la Internet -hoy todavía de forma gratuita- y sácales el máximo provecho posible.
Algunos hablan del gran potencial que existe en esos primeros 18 a 30 minutos en que nos presentamos por primera vez ante un potencial empleador, ten muy presente que no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión. Antes de esa entrevista, o bien después de ésta, alguien mostrará sana curiosidad por verificar o ampliar sobre tus referencias personales y muy probablemente acuda a un motor de búsqueda para encontrar coincidencias usando tu nombre o tu marca personal.
Si se vale un consejo, a menos que seas un médico pediatra no utilices nombres infantiles para dicha marca.
Lo que en internet se encuentre podrá ser mucho o poco, será abundante o escaso, positivo o negativo, pero absolutamente todo eso es controlable si te has dedicado a trabajar en cultivar un perfil positivo de ti mismo, para eso es la marca personal. La Internet es un lugar para disfrutar de un momento de ocio a veces, pero para muchos empleadores y caza talentos es más bien un lugar dónde conocen mejor al candidato antes de continuar con el proceso y ser finalmente contratado.

Redes sociales, éstas son como una casa vacía y tú eres su habitante. Eres además el decorador de interiores de ésta. Las redes sociales tienen alcance global, funcionan las 24 horas del día, y muestran esa versión de ti mismo que puede ayudar a construir el perfil idóneo que logre el reconocimiento y complemente aquello que nunca se coloca en tu “carrera de vida” o CV.
De una manera más exacta tú eres tu propio gestor de comunidad virtual -Community Manager- y asesor de Relaciones Públicas es la herramienta para construir una reputación online favorable. Has de tu “sitio” un espacio virtual agradable, como una cómoda sala elegantemente decorada con buen gusto y armonía, que muestre tus libros favoritos, tus intereses, tus actividades de recreo y ocio sin excesos, cuida las fotos que allí haces públicas, asegúrate que estas hablen muy bien de ti, cuida tu vocabulario, evita las críticas públicas que posteas y comentarios y “Likes” que colocas a otros posts irónicos sobre otras culturas, religiones, o preferencias sexuales, o para una empresa o marca cuando estas no son de tu agrado, muestra que no eres excluyente.
Blog, postea periódicamente anécdotas interesantemente redactadas sobre los proyectos, labores, asignaciones en qué has participado independientemente de si capitalizaste un éxito o aprendiste una gran lección de vida ambos son valiosos. En este  mismo instante debemos asegurar que cada CV incluya un blog donde se pueda aprender más de tus talentos y capacidades. No siempre se hace necesario mencionar nombres y marcas, siempre muéstrate incluyente ante los demás y humilde. Este blog será en mucho tu nueva tarjeta de presentación.

Podcast, graba breves capsulas en vídeo o en audio (haz uso de tu teléfono inteligente) sobre temas profesionales clásicos o actuales con tu personal perspectiva, asuntos éticos, valores, casos de éxito, asegúrate de compartir lo bueno de las personas y las instituciones, no señales culpables personas o instituciones, mejor señala procesos o procedimientos, costumbres y aborda sobre sus oportunidades de mejora.
Retrato corporativo.
Retrato, llámalo como gustes; selfie, autofoto, autorretrato o self-portrait, asegúrate que muestre la mejor versión de ti mismo, que inspire confianza, seguridad, algo que se parezca más a un Corporate portrait según demande tu oficio o profesión. Lo ideal será acudir a un fotógrafo de estudio y recibir asesoría profesional usa vestuario de trabajo, no tu vestuario de fin de semana o de vacaciones.

Publica un libro sin costo, los libros electrónicos son una opción para dar a conocer a fondo tus puntos de vista, para desplegar ese conocimiento acumulado de manera ordenada, para demostrar tu capacidad de organizar y sintetizar, no tienes que escribir sobre tu propia biografía necesariamente, algunos lo verán muy pretencioso, muchas personas hacen comentarios agradecidos sobre los libros gratuitos y los recomiendan a sus colegas, construye una reputación como autor a través de éstos.
Nada de ésto es una receta garantizada para grandes éxitos, es más una guía para abrir puertas, para darle mayor significado a tu nombre o a tu marca personal, deja que otros disfruten y se impresionen con lo que tú sabes y déjales siempre deseando saber un poco más, así lograrás que te llamen.

Si ya tienes creado tu perfil en LinkedIn, prueba a mejorar su aspecto con esta herramienta brandedmeUna blogger nos comparte su visión de una Guía para crear una marca personal.

Qué estés bien,


Mauricio Pineda

El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger.

1 comentario:

turismosanjuancito dijo...

Nuevamente, EXCELENTE post. Gracias colega por mostrar el camino de una forma sencilla y concreta.
Tomaré nota, la marca que ahora me he creado ya necesita ser rediseñada.