19 mayo 2011

Fotografía de bebidas (Food stylist)


No hay nada mejor que tomar un café caliente una fría tarde, además de restaurar nuestra temperatura interna, nos anima para terminar la jornada y seguir adelante. También resulta restaurador tomarse una limonada con hielo una caliente mañana  de primavera. Las bebidas además de ayudarnos a sentirnos más a gusto con el clima llevan otros beneficios. Esta actividad especializada de la fotografía de productos la hemos ampliado en otro post, para leerlo sólo dale click aquí.

Las fotografías para este tipo de productos demandan de ciertas técnicas; como el frecuente uso de substitutos de materiales que resistan las rudas demandas de un estudio de fotografía, escalas tonales más agradables a la vista, condensación de agua en las superficies de los recipientes, las gotitas y gotas, la escarcha, hielos, espuma y demás que los hacen irresistibles.
Veamos algunos ejemplos muy inspiradores de fotografías de bebidas frías que bien pudieran serte útiles para inspirarte en el futuro.

Fondo blanco iluminado ligeramente "quemado" o sobre expuesto, acompañado de la materia prima que nos refuerza su original calidad, sobre un tablero de superficie brillante que duplica en el reflejo la presencia de la bebida. Los cubos de hielo refuerzan la sensación visual de temperatura baja. La transparencia del color rojo es vital para atraer la mirada al centro de interés y jugar con los tonos en las áreas de los hielos.



En otros casos la fotografía de bebidas en envases metálicos, de cartón plastificado, botellas de color oscuro u otros que no nos permiten ver su interior para verificar su calidad y pureza, para resolverlo se demanda de otro recipiente transparente que nos deje ver todas estas bondades. Un poco de hielo y algunas gotas colocadas estratégicamente.

La transparencia deberá ser reforzada en muchos casos, pues algunas bebidas oscuras no tienen escala tonal que resulte atractiva para mantener la mirada del observador por más tiempo sobre la imagen propuesta.
Pero también podríamos fotografiar bebidas calientes para restaurarnos en un día de mucho frío, o para prepararnos al inicio de una faena de trabajo.




Los elementos que rodean la taza del café están reforzando todo el aroma, la tradición, y el ritual de tomarse -para mi gusto le faltó espuma a la orilla de la taza- creo que cada lugar desarrolla algún acompañamiento local a la hora de disfrutar su café o la hora del té. A mi gusto -personal- el vapor deberá lograrse en producción y no en pos proceso.



Para el cierre de este post les comparto algunas tomas de detalle muy interesantes para publicidad o fotografía editorial.







Puedes también leer un curso completo de Fotografía Digital, hacer click aquí. Hasta pronto, puedes agregar tus comentarios y sugerencias. Hasta pronto, que estés bien.

Mauricio Pineda


El autor de este post es publicitario, creativo y productor audiovisual y ha incursionado exitosamente como docente universitario para el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad de México, así como en la UNITEC en Honduras desde hace más de veinte años. Es asesor publicitario independiente, redactor de artículos sobre publicidad, conferencista y blogger.

No hay comentarios: